¡Son los peores!

Cuando un torneo continental de clubes comienza, se abre un abanico de esperanzas y alucinaciones impresionante, que normalmente coloca a los clubes más acaudalados dentro de los primeros lugares. La historia de cada equipo y su liga es también un factor importante.

Sin embargo, sorpresas positivas de equipos que no figuran dentro de la quiniela colectiva, como el Rubin Kazan ruso en la UEFA Champions League, siempre se agradecen y le dan otro sabor a la competición.

Hoy, en la UEFA Europa League, que atrae a los equipos que se ubican debajo de los dos o tres líderes de las ligas, la quiniela le ha jugado una mala pasada al FK Partizan de Belgrado, eterno rival del Estrella Roja de Belgrado. Los serbios están ubicados en el último lugar del Grupo J de la justa continental, segunda en importancia a nivel futbolístico y publicitario.

Contrario a lo que sucede en la Champions con el Rubin Kazan, la Europa League no se le ha dado de buena manera al bicampeón de la Superliga Serbia, por los patrocinios renombrada como Jelen Superliga, el Partizan. Tras cuatro fechas, los dirigidos por Slaviša Jokanović, no han demostrado nada en la antes conocida como Copa de la UEFA y en la última fuecha fueron humillados en casa 2-4 por el Club Brugge.

Eliminados, no disfrutarán de las mieles del fútbol internacional nuevamente. La historia del club es grande localmente hablando, con 21 ligas y 10 copas. Lo máximo que han obtenido en la vitrina internacional ha sido un subcampeonato, cuando todavía formaban parte de la extinta Yugolsavia en 1966, de la Liga de Campeones de la UEFA y una copa Mitropa en 1978, que era el máximo galardón del fútbol europeo hasta antes de la Segunda Guerra Mundial.

Así, el Partizan está fuera de toda posibilidad de trascender a nivel internacional, nuevamente, al quedar fuera y sin mostrar nada nuevo. Ha sido burla de sus enemigos de grupo y víctima de un mal torneo que se ha fijado más en sus debilidades que en lo que ha logrado hacer en el ámbito local.

Un grupo que no debió ser tan complicado, o que más bien dicho se pudo apretar un poco más, el Partizan no ha sido rival del Shakhtar Donetsk, el Club Brugge y el Toulouse, y se coloca como el peor del sector y de toda la competición. Y como era de esperarse, clubes como Benfica, Everton, Fenerbahçe, Galatasaray, Lisboa, Genoa, Valencia, Ajax, etc., han hecho bien las cosas y tienen en sus manos la posibilidad de ir más allá, en una copa que todavía es joven, en su segunda fase y a punto de trasladarse a la ronda de eliminación directa.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *