El nuevo uniforme de… ¿Star Trek?

Muy bien, queremos imponer la moda retro, hay un estilo que constantemente se apropia de los aires añejos y los adapta a la realidad actual. Cierto. Pero hay que tener respeto por el diseño, por el arte del vestuario y por la vista del público.

Así, la Federación Mexicana de Fútbol presentó el uniforme que utilizará la Selección Mexicana en el Mundial de Sudáfrica. Un verde más oscuro se apropió del pecho de los jugadores, además del “plumaje azteca” que resalta en la misma zona. Si el cometido es traer a colación la lucha de los guerreros sanguinarios mexicas que exterminaban a sus rivales, no lo discuto. Pero estéticamente, carece de justificación, parecen rombos.

Acusa familiaridad con respecto a uniformes como el de 1994 y un poco a 1998, pero cae en lo lamentable al hacer énfasis a los detalles. Además de las modificaciones al tórax, están los hombros. Una especie de hombrera ochentera, cual pompón de Blanca Nieves, sobresale del resto de la equipación y trae a colación al Viaje a las Estrellas (Star Trek) de Gene Roddenberry en 1966.

El Sr. Spock sin duda se sentiría halagado, incluso el capitán Jonathan Archer, o su amigo el Capitán Hikaru Sulu, festejarían los vivos de la playera de la decepción nacional.

Además de todo aquello, se remata el diseño, si se le puede llamar así, con unas costuras arbitrariamente ajustadas alrededor de los brazos y el pecho. Se podría salvar un poco con el cuello, recordando años “gloriosos” de México en mundiales donde ha trabajado un poco mejor que lo que acostumbra.

Los pantaloncillos cortos (ja), conocidos en el bajo mundo cotidiano como shorts, no tienen un gran cambio. Contrario a ello, están las medias: ¿blancas? Sí señores y señoras. Blancas. Por lo menos en el desfile de modas al que acudieron Guardado, Palencia, Juárez, Torrado y compañía fue lo que presentaron en presencia del jefe de jefes de la FIFA, Joseph Blatter, y de varios directivos de la Femexfut, con Javier Aguirre de orador, en el Museo Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México.

No se dio a conocer uniforme de visitante, aunque el rumor corre fuerte y se inclina a que será una camiseta negra. Para los porteros, se mostró un diseño sin gran chiste, blanco y sobrio. No es feo del todo, pero los hombros estropean en general el conjunto.

Así, con el nuevo estilo de licra, pegadito para que Juan Francisco reluzca ante cámaras e imponga en Sudáfrica, o para que Cuauh mate pasiones; el estilo sesentero de la serie norteamericana espacial, ha calado en un tecleador y desilusionado, sin duda alguna, lo que pudo llegar a ser un estilo más sencillo o menos burdo, como lo que llevará Alemania o Costa de Marfil a la justa veraniega del año entrante.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

4 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *