Michel Vial: una mirada, un momento

Caminando por el andador de la Real de Guadalupe, paseando y re-conociendo la ciudad de mis orígenes, San Cristóbal de Las Casas, me detiene la sorpresa. Una puerta convertida en ventana al imaginario mundo real, una mirada a la cotidianidad a través de la fotografía. Es la galería de Michel Vial.

Fotógrafo suizo, apodado El cazador de imágenes, está sentado, escoge fotos, platica interesado, apasionado sobre la historia de cada una y construye historias. Cual tendero de ropa se vislumbra la impresionante galería de miradas y momentos. Michel explica y describe cada disparo.

Tras el el viaje producto de cada una de sus imágenes, la charla se torna más interesante. Una foto de un niño portero, expectante a la jugada, cargando el número uno a la espalda y luciendo al EZLN como identificación. Entonces, detrás de mis ojos se sitúa Vial y cuenta la historia:

“Soy futbolero de corazón”, dice emocionado. “Me encanta sentarme y ver los partidos que se juegan en el llano, en realidad todo el futbol me apasiona. Ahora que me mude al centro no he podido ir tanto a los juegos de los chavos, pero cuando vivía por los campos trataba de ir seguido. El día de la foto (del niño portero) estaba al acecho del juego. De entre todos los jugadores, el único que portaba la camiseta del Ezeta, era ése. No tuve más remedio que tomarla”, admite.

Se concibe ciudadano del mundo. Desde esa calidad, Michel Vial traduce sus fotos en momentos. Son personas principalmente, gente del día a día, de la realidad que le toque. El arte de Michel impacta. Desde los ojos, las caras y las expresiones, hasta los contrastes culturales que se manifiestan en la realidad chiapaneca y guatemalteca.

Sus inicios en la fotografía se remontan a Suiza, con los Alpes y la naturaleza como punto de interés. El tiempo lo llevó a Sudamérica y veinte años lo acompañaron en los paisajes del Perú y Ecuador. De tierras incas se trasladó a Chiapas, donde vive hoy desde hace siete años; las tierras del sudeste mexicano de las que ha quedado enamorado. De sus trabajos actuales, también rescata al pueblo hermano de Guatemala.

De nuevo entra el fútbol a la plática intensa. Los puntos de vista sobre el balompié, para Vial, encajan totalmente con ELBUENFÚTBOL*. Admirador exquisito del toque, de la danza en el campo, del buen fútbol.

-¿Y a quién le vas, en México y el Mundo?-, “Pues mira, me encanta el fútbol que va adelante que es vistoso. Puedo cambiar por temporadas según haya un equipo que marca época, no soy fan de nadie, sino un admirador y me encanta aquél que se distinga por el buen juego. Hoy, me encanta el Barcelona… ¡puff! Es impresionante”.

“De México…” -¿Jaguares? jajaja-. “No, no. Yo creo que Cruz Azul, aunque perdió, pero jugó muy bien. Me gusta mucho el fétbol, ver el buen fútbol”.

Tras la charla viene la hora del negocio. Un par de fotos de Michel van para mi colección (un gran trabajo a un precio muy accesible), además de la recomendación directa del gran fotógrafo para visitar su sitio web papacho.ch.. ¿Y qué es papacho? Viene del náhuatl, quiere decir caricia… un amigo le construyó la página y decidió titularla así por lo sutil, fresco y hermoso de la lente marca Vial.

Se acaba la visita. Tras la despedida entra otro cliente, viejo conocido del artista. Ni siquiera he salido de la tienda, cuando el cuate simplemente me grita emocionado: “¡Michel es el mejor fotógrafo que hay en San Cristóbal!”. Una sonrisa me atrapa. La sentencia del cliente entrante se queda corta, Michel Vial es el Cazador de imágenes, que al acecho encuentra miradas, atrapa momentos y cuenta historias. Un romántico de la vida al fin.

4 comentarios

  1. Isaura domingo 20, diciembre 2009 at 14:43

    Ay Emiliano, valió la pena la espera de tu apunte. Qué linda crónica nos pones acá. De acuerdo con lo de Barcelona, pero lo de Cruz Azul, bueeeenoo. Saludos.
    Buenísima foto la del porterito Ezeta.

  2. Emiliano Castro Sáenz domingo 20, diciembre 2009 at 22:23

    Gracias Isaura!
    Un personaje entrañable nuestro amigo Vial. Es fenomenal!!!
    Y sí, qué foto más fregona. Tiene una galería impresionante, pero la del porterito ezeta me robó el corazón.
    Gracias de nuevo y aquí seguimos, lejos, pero seguimos al fin…
    Hasta pronto.

  3. Elías Leonardo miércoles 23, diciembre 2009 at 1:34

    Mis respetos hacia Michel Vial, el cazador que merece el instante eterno; sin necesidad del tiempo visual de la veda. Enhorabuena por presentarlo al mundo pambolero

  4. Emiliano Castro Sáenz miércoles 23, diciembre 2009 at 13:55

    Venga!
    Gracias Elías. Lo más impresionante es cuando hablas con él. Es un tipazo que se abre y cuenta, todo el tiempo cuenta historias a través de sus ojos, a través de sus historias.
    Ahí nos vemos.

Your email address will not be published. Required fields are marked *