Jean-Pierre Papin

Otro francés para la lista. No es para menos, Francia ha sido uno de los países que mejores jugadores nos ha regalado a lo largo de la historia.

Ahora voy con uno de los mejores que vi: Jean-Pierre Papin.

Así es, hubo un momento en que los jugadores franceses efectivamente tenían nombre francés, y éste fue el mejor de su tiempo.

Nació el 5 de noviembre de 1963 en Boulogne-sur-Mer, una pequeña población al norte de su país que actualmente no rebasa los cien mil habitantes.

Sus primeros pasos los dio en el INF Vichy allá por 1983. Su debut en Primera División francesa fue al año siguiente con el Valenciennes FC, un equipo que quizá hoy no nos dice mucho, pero que vio pasar por sus canchas a hombres como Burruchaga o Roger Milla. Ahí marcó 15 goles en 33 partidos.

Sólo un año le bastó para que el Club Brugge se fijara en él. Su entancia en Brujas también fue de un año, pero su promedio de goles mejoró, anotando 20 veces en 31 apariciones. Dos años le fueron suficientes para que los mejores equipos del mundo pusieran sus ojos sobre él y para ganarse un lugar hacia el Mundial de México ’86. El Olympique de Marsella fue el primer grande de Europa en disfrutar de Papin, camiseta con la que vio sus mejores momentos. Vivió seis temporadas y anotó 134 veces en 215 juegos. Ganó cuatro ligas francesas consecutivas del ’89 al ’92. En 1991 perdió, en tiros de penal, la final de la Copa de Europa en Bari contra Estrella Roja de Belgrado. El juego terminó empatado sin goles. En los penales Jean-Pierre convirtió su disparo, pero la falla de Manuel Amoros arruinó la oportunidad de levantar la Copa con su Marsella. Por cierto, entre los contrarios anotaron Robert Prosinečki, Miodrag Belodedić y Siniša Mihajlović.

¿Lo recuerdas? Jean-Pierre PapinAC Milan, el mejor equipo de aquellos años, quiso formar una delantera de miedo junto a Van Basten, y así fue, aunque las lesiones del holandés no permitieron verlos juntos muchas veces ni demasiado tiempo. Papin estuvo dos temporadas en Milanello, 1992-93 y 1993-94. Saltó a la cancha 40 ocasiones y festejó otras 18. En apenas dos temporadas podemos decir que lo ganó casi todo, dos ligas italianas, una Supercopa italiana, una Champions y una Intercontinental.

Un dato curioso es que con Marsella perdió la final de Europa en 1991. Llegó a Milán y ese mismo año disputó otra final. El rival fue precisamente Olympique y volvió a perder. Para su fortuna pudo levantarla la temporada siguiente, aunque Papin no tuvo participación en el partido final en Atenas, donde el Milan goleó 4-0 al FC Barcelona.

Tras no haber calificado a Estados Unidos ’94, fichó con el Bayern de Múnich, donde jugó mucho pero marcó poco. Sólo seis goles. El 1 de mayo de 1996 jugó la final de la Copa UEFA contra el Girondins de Burdeos, que sería su próximo club. En aquel momento se jugaba a ida y vuelta, en este caso primero en el ya desaparecido Olímpico de Múnich y el regreso en el Parc Lescure de Burdeos. El resultado fue totalmente alemán, 5-1 global (2-0 y 1-3) en aquel equipazo dirigido por Franz Beckenbauer. Papin sólo vio actividad en la ida, pero no podemos olvidar que en ese Bayern peleaba el puesto con tipos como Klinsmann, Kostadinov, Mehmet Scholl, Lothar Matthäus y Ciriaco Sforza. Como dato, Girondins contaba con Lizarazu, Dugarry y nada menos que Zinedine Zidane.

A las pocas semanas se integró al Burdeos y no tuvo malos días, 22 anotaciones en apenas poco más de medio centenar de partidos.

Ya con 35 años y en la parte final de su carrera, vistió las camisetas del Guingamp y JS Saint-Pierroise, con el que se retiró en 2001. Por cierto, un retiro interrumpido en 2009, cuando a los 45 años fue parte del AS Facture-Biganos Boiens, un equipo de aficionados de la Liga de Aquitania.

Con Selección Francesa es el quinto mejor goleador de la historia con 30 goles en 54 partidos. Está detrás de Henry, Platini, Trezeguet y Zidane. Jugó de 1986 a 1995, donde su mejor momento fue el tercer lugar del Mundial de México. Tuvo la mala suerte de pertenecer a la generación atrapada entre Platini y Zidane, aquella que se quedó fuera del ’90 y ’94, donde compartía equipo con nombres como Cantona y Ginola.

Algunos de sus récords son los siguientes: Cuatro veces el mejor goleador en campeonato francés y tres veces en Copa de Europa. Es el máximo anotador de su país en la Copa de Europa/Liga de Campeones y también en competiciones europeas. Ganó el Balón de Oro en 1991.

Jean-Pierre Papin ha sido de los personajes más conocidos de Francia. Por ejemplo, él fue representado en el programa Les Guignols de l’info, una serie de televisión donde se hacía sátira mediante muñecos. Para los mexicanos, aquí teníamos la versión de TV Azteca Hechos de Peluche (aunque claro, allá los personajes eran Jacques Chirac o Jean Marie Le Pen, no crean que Cuatemochas). Igualmente en la caricatura de Los Supercampeones aparece un personaje basado en Papin llamado Rui Napoleón.

Actualmente es entrenador del LB Châteauroux de la Segunda División francesa, y ya tuvo breves pasos dirigiendo a FC Bassin d’Arcachon, RC Strasbourg y RC Lens.

Jean-Pierre Papin, sin duda el mejor jugador francés de su tiempo.

5 comentarios

  1. Pingback: Tweets that mention Jean-Pierre Papin | ELBUENFÚTBOL* -- Topsy.com

  2. chris miércoles 27, enero 2010 at 16:56

    Muy buena tu reseña de la carrera de Jean Pierre-Papin, a mi me toco verlo en el Mundial del 86 contra Canadá y como fallo goles hechos que hasta Platini se deseperaba; pero bueno quien diria que después se convertiria en un goleador de epoca y con la mitica rossenera, además que con Les Bleus jugo las euros del 88 y 92, lastima que no jugó un mundial en el tope de su carrera;
    Un dato adicional otaku (jojo) Pierre Le Blanc (Pierre el Cid) no esta basado en el, sino en Platini, y el otro francés Rui Napoleón si está basado en él.
    Bueno sigan asi y me encanta su blog

  3. Jairo Martínez miércoles 27, enero 2010 at 16:59

    Hola Chris, gracias por la visita. Sí, en ’86 vino muy joven y aún no era lo que después demostró. Del personaje de Los Supercampeones te creo, honestamente ya me confundo entre todos aquellos nombres, pero uno de los dos era seguro ja.. Corregido está.

    Agregué recién un video que me había faltado también. Gracias por el comentario, acá te esperamos cuando gustes.

  4. Sergio Sánchez miércoles 27, enero 2010 at 17:15

    Recuerdo a Papin, en el ’86. Se hizo medio famoso en ese mundial por las fallas ante Canadá en el estadio de León, Guanajuato. Partido que si mal no recuerdo, Francia lo ganó por 1-0 con gol de Papin.

    Como bien comentra Chris, después se carrera maduró y él se convirtió en un jugador de época, aunque ese capítulo en el Mundial del ´86, sigue presente en los que lo vimos en sus inicios.

    Saludos

  5. Jairo Martínez miércoles 27, enero 2010 at 17:55

    Sí, alguna vez me tocó ver videos de varios fallas en el ’86. Igual tenía dos años de debut, supongo que en el ’90 y ’94 hubiera tenido mejor suerte. Acá la seguimos…

Your email address will not be published. Required fields are marked *