Eso no lo hace cualquiera

Gran mañana de fútbol para arrancar el fin de semana. Manchester City se metió a Stamford Bridge y venció al líder Chelsea con un claro y contundente 2-4, por cierto, primer victoria en esa cancha después de 17 años.

El juego tuvo condimentos por todos lados. Ambos equipos llegaron con un golpe a cuestas, Chelsea por su derrota en Milán por la Champions League, y el City que se despidió de la FA Cup. Además, el encuentro entre John Terry y Wayne Bridge convocó a todos los medios, muchos ni siquiera deportivos, y tal vez fue ahí donde comenzó la derrota local. El líder y capitán fue exhibido al quedarse con la mano extendida mientras Bridge pasó de largo a saludar al resto de sus rivales. El golpe debió ser duro, las cámaras fotográficas no se perdieron el momento y, las de televisión, siguieron a Terry para captar cualquier gesto, cualquier mueca. Esa persecución sólo se puede entender como un juicio social ante lo que los ingleses han calificado como una profunda traición a un amigo.

Ya en la cancha todo empezó muy al estilo inglés, intensidad, velocidad, técnica, toque rápido y clase por todos lados. No era para menos, había calidad de sobra. Lo raro es que teníamos choque italiano en las bancas, pero Ancelotti y Mancini se han adecuado impecablemente al juego de la Premier, y por eso los dos están ahí arriba en la tabla.

Lampard comenzó la historia al 41′, gol que suponía la construcción de un triunfo más, como ha tenido acostumbrados a sus fanáticos. El primer tiempo fue todo londinense, no apabullando, pero sí controlando el juego a placer. Tévez y compañía apenas y preocuparon a Hilario, quien ocupó el lugar de Cech.

Todo iba bien para Chelsea hasta que se despertó Carlitos. El ex United empató segundos antes de irse al descanso, lo que sumó otro revés al local, del cual jamás se repondría. Y así como la primera parte fue toda de los Blues de Abramovich, la segunda fue totalmente de los Blues de Khaldoon Al Mubarak. Bellamy fue pieza clave, tanto o más que el Apache, puso adelante a los suyos con un contragolpe fulminante, y a partir de ese momento comandó todo intento que el City haría para aumentar la ventaja. Otro dato, ese segundo gol fue a caso la segunda llegada ciudadana de todo el juego. Efectividad total.

Mientras los de Mancini tomaban confianza, llegó otro cachetazo para Ancelotti: penal en contra y expulsión para Belleti. Tévez transformó el cobro en gol y enfiló definitivamente al City a su primer league double contra Chelsea desde 1957. Recordemos que en la primera vuelta, el 5 de diciembre, el todavía equipo de Hughes ganó 2-1 con goles de Adebayor y Tévez.

Fue justamente en el 3-1 cuando Mancini sorprendió a todos. Es verdad que la ventaja de dos goles otorga ciertas licencias, y que Chelsea hacía lo que podía con un hombre menos, pero el riesgo fue poco usual para el fútbo de hoy. Roberto mandó a la cancha a Roque Santacruz, lo increíble fue que retiró a Wayne Bridge. Wright-Phillips ya estaba en el campo desde el 60′, así que lo vimos atacar acompañado de Bellamy, Tévez y Santa cruz. Es un lujo tener un equipo con estos nombres, por lo que se agradece que de vez en cuando un técnico se anime a ponerlos juntos.

¿Y qué creen? El cuarto gol cayó vía contragolpe con estos cuatro jugadores. Para ese momento contra nueve jugadores por la expulsión de Ballack, Tévez tomó el balón metros adelante de la línea media, Bellamy a su izquierda, Santacruz por el centro y Wright-Phillips pasando a su lado por la derecha. Eligió eficazmente a éste, entró al área, tocó lateral y Bellamy empujó para sellar la victoria y la goleada.

En los minutos de compensación Mike Dean otorgó un tiro de penal a Lampard luego de una jugada discutible. Aun así el cronómetro hacía restarle importancia al eventual gol por lo que no se reclamó demasiado. El 8 marcó su segundo de la tarde e hizo un poco más decorosa la derrota.

Chelsea sigue arriba, 61 puntos en 28 partidos. Man United viene detrás con un punto menos. La nota justamente la da el Man City, que ya está en cuarto lugar con 49 y con un partido pendiente.

La Premier siempre tiene algo que jugar, algo que disputar o algo que demostrar. Hoy la figura fue Tévez, pero no hay que pasar por alto el atrevimiento de Mancini, quien con el 3-1 a favor, mandó a su equipo todavía más al frente, de visitante y ante el líder. Créanme que no cualquiera.

Como cada semana, la liga inglesa dejó satisfechos a los futboleros.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

5 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *