Poco premio

Monterrey empató 1-1 con Once Caldas de Colombia en el marco de la ronda de grupos de la Copa Libertadores, disputado en el estadio Palo Alto de Manizales, Colombia. Héctor Morales adelantó a los mexicanos pero en la segunda mitad John Valencia igualó para los cafeteros en tiro libre.

De alguna manera, el punto es valioso para los regios, pues ahora le tocará recibir a los cafeteros en la Sultana del Norte en unos días. Monterrey, representante del fútbol mexicano y actual campeón del país, tuvo una actuación buena a pesar del desafortunado arbitraje del boliviano Joaquín Antequera, quien expulsó a dos jugadores rayados en la segunda mitad, mostrando poco criterio para sancionar esas jugadas.

El arbitraje es un tema de nunca acabar, pero sabemos que en este tipo de torneos son localistas y me parece que el boliviano no estuvo a la altura del juego ni del torneo. Se mete fuerte la pierna y suelen ser partidos muy disputados, el problema es que los criterios no fueron iguales y el equipo mexicano terminó rescatando un punto que le sienta bien aunque pudo haberse traído los tres.

Lo rescatable del juego, a pesar de las tarjetas, fue que el equipo regiomontano no se metió en su área, propuso el juego en la mitad del campo, claro, con ciertas precauciones pues desde el minuto 52 tenía uno menos. Los locales, por su parte, terminaron esa primera mitad apremiados, realmente Monterrey tuvo el control del juego y logró irse al descanso con la ventaja, redondeando así su buen accionar hasta ese momento.

Cabe destacar la actuación de Walter Ayoví, quien nunca dejó de preocupar a los de Manizales, pues respondieron con bravura inmediato a la primera expulsión, y empataron en esa misma jugada el marcador. Parecía que se venía la noche, pero entre Ayovi y Nery Cardozo, vaya que complicaron al Once Caldas, que al menos en este partido, lució un tanto deslucido.

De esta manera, Monterrey salió con vida de una cancha que siempre es complicada y máxime en Copa Libertadores, donde por cierto, el Once Cladas ya conquistó en 2004 el título continental ante Boca Juniors.

El campeón mexicano mostró una buena cara, personalidad y confirmó su buen paso, pero sobre todo, su oficio para no caer en desconcentraciones a pesar que tuvieron momentos complicados ya con las dos tarjetas rojas encima, pues muy al estilo de Víctor Vucetich, Monterrey se ubicó, hizo la tarea al pie de la letra y obtuvo un buen punto, pero que al final sabe a poco por lo mostrado en la cancha.

El campeón mexicano se mostró fuerte en Manizales.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

4 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *