Está verde

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=OxspfInbLV8[/pro-player]Directito al archivo de los ridículos en Copas del Mundo. Robert Green, el portero inglés, se mandó un oso que no olvidará nunca más.

Su error tendrá o no trascendencia dependiendo del futuro de su equipo en Sudáfrica. Si terminan en primer lugar y avanzan a octavos, todo habrá quedado atrás. Pero si un eventual segundo lugar les complica las llaves, o peor aún, si quedan eliminados, el fracaso inglés tendrá un único padre, Green.

Lo peor es que no hablamos de un novato ni de un jovencito, Robert ya tiene 30 años y una historia considerable en el fútbol de su país. Eso sí, con la camiseta de su selección apenas rebasa la decena de partidos. Aun con ese dato, su burrada ya está entre lo más ¿gracioso? ¿trágico? de los Mundiales.

Ni modo, Robert, todavía estás verde.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

3 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *