Fútbol Campeón

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=5HbYjF0ad-E[/pro-player]Vayámonos agradecidos. Hoy debemos festejar y retribuir el fútbol que se coloca como mejor del mundo.

Y efectivamente es el mejor del mundo, es el fútbol que nos gusta a todos. Tengo dificultades con el fútbol español, que con campeonato y todo, no desplegaron la belleza regalada en Austria y Suiza, pero que mantienen y han reforzado los conceptos de fútbol, y en esa historia los españoles son, quizá, los únicos de su especie.

Seamos claros, hoy España no brilló, no enamoró, no sedujo. Sin embargo, fue el que mejor fútbol hizo… o mejor dicho, fue el que mejor fútbol intentó. A veces sale, a veces no, pero nunca perdieron sus bases, nunca abandonaron la idea. Ahí está el campeonato español.

Ya oigo voces que dicen que fue el campeón que menos goles hizo, el único que arrancó perdiendo, el plebeyo que no reluce estirpe de histórico, pero fue el que más respetó el balón. Ah, y por cierto, también resultó Campeón del Mundo.

¿Y ahora qué dicen aquellos que se amparan en el fútbol físico y «moderno»? Si hoy ganó el fútbol primario, el rudimentario. Ése que se dedica sólo a tratar bien el balón y a abandonar la táctica resultadista.

Ganó el juego, ganó la idea. «Ganó Cruyff», dicen muchos y con razón, pero en realidad lo que quieren decir es que ganó «la idea», y con ella ganó el fútbol, y con él ganamos todos.

España fue (iba a decir el único, pero sería injusto desdeñar a Holanda, Uruguay y Argentina) quien respetó los orígenes del balón y quien se llevó el balón entero. ¡Campeón del Mundo! ¿España? Sí, y también el fútbol, que vio triunfar al mejor de sus exponentes.

Hoy ganó el juego, y todos, insisto, todos los futboleros deben estar agradecidos. ¡Que se haga costumbre! Es lo que humildemente pediría. Se podrá jugar mejor o peor, y regreso a que hoy España ya no fue quien desarrolló esa maquinaria de estética, pero el único que mantuvo, hasta el último resquicio, su idea de juego.

Ganó el fútbol, Campeón España, futboleros reivindicados. Demos gracias señores, y que se haga ley, ¡intentar jugar bien también trae títulos! Ésa fue la sentencia sudafricana, ¿o española?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

2 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *