Aires de Libertad

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=vXs87tfNnbE[/pro-player]Claudio Tamburrini era una joven promesa del fútbol argentino. El 24 de marzo de 1978 logró lo imposible en los centros de detención de la dictadura: Escapar de sus secuestradores.

Acá su impresionante historia:

En el mes de  marzo de 1976, se iniciaba el Golpe Militar más trágico en la historia argentina. Por ese entonces, Almagro tenía en sus filas a Claudio Tamburrini, quien desde 1975 defendía la portería del equipo, hasta que el 23 de noviembre 1977 fue secuestrado por un grupo de tareas que lo mantuvo preso en la Mansión Seré hasta el 24 de marzo de 1978, cuando junto a otros tres compañeros logró escaparse.

Por aquellos años en la Argentina, la Junta Militar se caracterizaba por su política de exterminio de todos aquellos militantes políticos que consideraban peligrosos para el régimen. Tamburrini fue perseguido por sus actividades políticas cuando cursaba la escuela secundaria. Igual en esas fechas, cualquier conocido de personas fuesen identificadas como contrarias al régimen, eran perseguidos y hasta desaparecidos. El caso de Tamburrini es una historia de vida, de supervivencia, de esas que quedan para el recuerdo.

Como futbolista Claudio Tamburrini debuta en la temporada 1975-76 en un partido de la B argentina entre Defensores de Belgrano y Almagro, este último contaba con Tamburrini en sus filas. Con apenas 20 años y estando en la banca, vio la gran oportunidad de debutar penosamente por la lesión del arquero titular. Tamburrini tuvo una actuación prometedora, tanto así que se quedaría con la titularidad del puesto hasta aquella triste noche donde fue secuestrado.

La madrugada del 23 de noviembre del ’77 un grupo del régimen fue a la casa de la madre del joven portero. Como ninguno estaba, fueron al otro día al trabajo de ella. Comenta Tamburrini que la golpearon y amenazaron hasta que les dio la dirección de donde él vivía con la novia. Ese mismo día lo secuestraron.

Tamburrini fue llevado a la Mansión Seré, ubicada en la provincia de Morón en Buenos Aires. Era una casona vieja y grande, era un campo clandestino de detención. El joven portero fue sometido a torturas físicas y psicológicas durante 120 días que estuvo preso entre cuatro paredes, hasta que el 24 de marzo de 1978, consiguió huir de ese tétrico lugar junto con otros tres prisioneros.

Aquella noche Tamburrini corrió por su vida. La lluvia incesante golpeaba su rostro lleno de dolor, de miedo, de terror, pero las ansias de ser libres, de volver a la vida lo eran todo, no había obstáculos ni límites. Tamburrini corrió descalzo por las calles sin rumbo fijo, qué importaba, al final cualquier calle o pasaje era el camino hacia su libertad.

Claudio Tamburrini estuvo un tiempo viviendo en casas de amigos pero siempre con el temor de ser detenido nuevamente. Un infierno era el que vivía el joven guardameta de Almagro que encontró exilio en Suecia y después de año y medio logró establecerse en aquel país.

Claudio se instaló en Estocolmo. Allí consiguió diferentes empleos y prosiguió sus estudios hasta recibirse como Doctor en Filosofía en la Universidad de Estocolmo. Hoy, casado y con hijos, es profesor de filosofía en la Universidad de Gotemburgo.

Caludio ha escrito su historia e incluso el film ha sido nominado a algún premio por lo dramático de su historia y sus vivencias.

Tamburrini camina por fin tranquilo por las calles de Gotemburgo, sin miedos y con la seguridad de que el aire que respira es un aire de libertad absoluta…

FacebookTwitterWhatsAppEmail

5 comentarios

  1. Futbolísticamente Incorrecto jueves 22, julio 2010 at 15:47

    Wow, qué gran historia y ojalá tenga el gusto de ver la película, y por supuesto de leer el libro.

    Gracias por este artículo.

  2. Sergio Sánchez jueves 22, julio 2010 at 16:43

    Futbolísticamente Incorrecto, que tal!!!!

    De hecho el libro se llama «Pase Libre» La Fuga de la Mansión Seré…
    Vaya historia, comencé a leer y no podía parar de hacerlo. La conferencia de Tamburrini en la presentación de su libro narra algunos aspectos con un dramatismo impresionante, creo que valdría la pena buscarlo y leerlo.

    El film lleva el nombre “Crónica de una fuga”. Dirigida por Adrián Caetano.

    Futbolísticamente Incorrecto, un saludo grande ojalá sepamos más de esta historia y si alguien consigue el libro o ve el film que nos comparta sus sentimientos al respecto!!!

    Saludos!!!!

  3. Pingback: Noticias Argentinas

  4. Pingback: Noticias Argentinas

  5. luistua martes 1, marzo 2011 at 22:06

    gracias por la gran historia, mira que fue doctor de filosofia y no portero.
    a buscar el libro y la peli

Your email address will not be published. Required fields are marked *