Ojo con Javier Cortés

Cortés tiene magia en los piesNadie tiene una bola de cristal como para contarnos qué acontecerá mañana. Las llegadas de Hernández al Man U, Barrera al West Ham y Juárez al Celtic, prinpal y recientemente, han desglosado un sinfín de críticas negativas y positivas orientadas en la mayoría de las veces a interpretar lo que ocurrirá en sus próximos años de vida como futbolistas profesionales.

Sin embargo, de no ser porque dejaron suficiente material rescatable para habla hablar de ellos, la palabrería no aterrizaría en el cómo. Es cuestión de aceptar que los chavos tienen calidad y determinación para patear y correr detrás de una pelota y palabras más, palabras menos, se encuentran militando en el fútbol de alto rango en pos de hacer historia.

¿Cómo se formaron? Pues tuvieron que pasar por procesos polémicos en algunos casos, pero sobresalieron por ser diferentes, y encausar sus energías al trabajo que los llevó a sobresalir del resto de la media común y tener el plus de la juventud.

Ahora bien, concentrémonos en Pumas y la brecha que se abre tras la salida de Pablo Barrera. La delantera auriazul no fue precisamente foco de halago en los últimos tiempos, ni los actuales, y lo peor parece venir en consecuencia. Ya sin su mejor goleador y con un Dante aparentemente desencajado y un Cacho intermitente, la opción es voltear atrás y ver quién está sentado en la banca.

Nueva sangre forma parte de los sustitutos. Muchachos que tienen amor por su camiseta, pasión por su institución y ganas, muchas ganas de mostrarse y callar bocas. Basta con ver las temporadas recientes de Pumas Morelos en la Liga de Ascenso: calidad, competitividad y compromiso, conjugados con la palabra clave de este fútbol a la mexicana, el resultado.

Es el caso de Javier Cortés, delantero rápido, ágil y atrevido que apenas a sus 21 años tiene la oportunidad de romper con las agobiantes jerarquías y ganarse un lugar en el once de cada fin de semana. Es un tipo gambetero y centrado que afortunadamente ha visto minutos en los dos partidos del equipo universitario en este Apertura 2010.

Javier ha dejado esa sensación de que le puede ir bien. Es algo indescriptible, pero real, uno lo sabe en cuanto los ve haciendo piruetas en los ciento veinte por noventa.

Sí ya sé… han pasado apenas dos partidos, está muy chavo y bla bla bla. Ustedes véanlo y disfruten, relájense, obsérvenlo. Aunque Memo Vázquez Herrera lo utilice más de volante, cuando toma el balón y va con opción ofensiva, el tipo es de cuidado. Además goza de un temple característico, pues no se achica y va con la cara levantada, el cuerpo erguido y la idea en la cabeza; probablemente lo más importante en estos tiempos de atletismo futbolero.

Así que ojo con Javier Cortés, que no es ningún Maradona, Pelé, Cruyff, Hugo Sánchez, Luís García, Borguetti o Jesús Olalde cualquiera. Él es simplemente Javier Cortés y habrá que tener paciencia.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

7 comentarios

Responder a Jorge Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *