Serio, sobrio y crack

Gol de Berbatov al West HamEstuve la tarde del sábado y todo el domingo dándole vueltas a mi cabeza: ¡Vaya pedazo de gol que se aventó Berbatov contra el West Ham! Desde la jugada, Nani quitándose a medio mundo, la defensa en verdad dejando el alma y sufriendo, Rooney jalando marca, y el búlgaro oportuno y genio a la hora de rendir cuentas. Serio, sobrio y crack… así se podría definir al buen Dimitar, de lo mejor en ese partido y en general en este fin de semana.

Cuando Berbatov llegó al ManU en 2008, fui de los primeros en criticar tal contratación y más al tratarse de algo así como 39 millones de euros. Me parecía que Ferguson se había equivocado, pero tan pronto como se vistió de rojo y saltó al campo me cerró la boca. Tanto en Tottenham como en Leverkusen, hasta gordo y antipático me parecía la nueva “figura” de la ofensiva devil. Lo cierto es que aunque muchos hablaran de él y le echaran flores, yo no lo había seguido a detalle… no sabía lo que estaba parloteando.

Entendí que no se trataba de un exclusivo rematador por aire, ni de un velocista nato o reflector obligado. Al observar la clase con que se maneja, sus movimientos y -sobre todo- su toque de balón, comprendí de que se hablaba en el medio pambolero. Retarda las jugadas, abra la cancha, finta, va a un ritmo semilento pero nadie se la quita y define. Serio, sobrio y, por supuesto, crack.

El sábado medité la jugada y el domingo recapitulé mi insensatez que no se trataba de otra cosa más que desconocimiento de causa. El búlgaro Berbatov es un artista inspirado, que suele caer en baches incomprensibles, pero al mismo tiempo y desde la misma rareza, se manda jugadas como el gol que redondeó 90 minutos de excelente demostración de fútbol.

La lucha en la Premier estará muy cerrada para el Manchester, pues Chelsea luce sólido y el City es una piedra en el camino que hoy parece también ser contendiente. Por fortuna y para aquellos apasionados del balón inglés, están estas jugadas que le suman a la ansiedad cardiaca de cada fin de semana, escenas memorables como el vuelo del 3-0 en Old Trafford.

2 comentarios

  1. adrian domingo 29, agosto 2010 at 23:53

    Berbatov es un crack. Finisimo y tecnico jugador, goleador de raza. Sin las mamonadas de los metroajotados. Vaya competencia que tiene Chichagol

  2. Emiliano Castro Sáenz lunes 30, agosto 2010 at 0:03

    Y sí… yo defiendo la idea de que la competencia interna es sana, tanto para Dimitar como el Chicharo. Conviven diario y aprenden mutuamente, o sea no se pelean por un lugar, que además en 100 % del búlgaro. El mexicano no desentona y tiene que aprovechar los minutos que sean, rescatar el gran gran gran juego de Berbatov.
    Saludos ADRIAN, gracias por tus palabras.
    Un abrazo!

Your email address will not be published. Required fields are marked *