Si de culpables hablamos…

Vicente Sánchez enfrentó a sus ex-compañeros en TolucaCuando Vicente Sánchez llegó a Coapa las ilusiones eran grandes, se pensaba que era el jugador que en el frente le hacía falta al equipo, que con Montengero, Reyna, y por ahí Vuoso si se enganchaba, iban a tener una delantera letal y goleadora. Hoy que el torneo está avanzado y empieza prácticamente la recta hacia el final, Vicente Sánchez empieza a ser una decepción, una de tantas que en el América se da. Pero ojo, no es que él sea culpable del nivel futbolístico del equipo, que sigue sin generar fútbol efectivo.

Veía yo las reacciones de Vicente en Toluca el domingo pasado y la presión lo invadió. Sánchez tuvo una mala tarde en el infierno y su regreso a la Bombonera fue con más pena que gloria. Era el partido para que al menos él, demostrara algo más de lo que brindó. El América es hoy un equipo deslucido, calculador, temeroso, y bajo esa filosofía de juego pocos pueden brillar, pero tampoco hay uno que se ponga el traje de héroe, de líder y muestre carácter para vestir la camiseta amarilla.

Vicente no es el culpable de lo que le pasa al equipo, forma parte de, me queda claro, pero es cierto que el desencanto de la afición empieza a crecer en torno al jugador y equipo en general. Ni Sánchez, ni el Rolfi, ni Vuoso, ni Lapuente, están conscientes que el equipo requiere de un líder, y el único que de repente se anima es Reyna, aunque es demasiado intermitente. Y cito sólo a estos jugadores porque se supone que son ellos los que en algún momento dado pueden cambiar un partido que requiera de talento, temple y habilidad.

De Lapuente no hay nada más que decir, lo concemos, sabemos a qué juega y las formas que domina,  pero tampoco ha logrado compactar al equipo y crear un conjunto. América es hoy indiferente en su manera de jugar y eso enfría a la afición.

Comento todo lo anterior porque platicando del partido con un amigo americanista de hueso colorado, se cansó de echarle la culpa a Vicente hasta que salió del campo, es más, lo quería fuera del equipo ya, jajaja, en fin, son maneras de percibir un partido y de expresarse. Se vale y se respeta, aunque para mí, Vicente no es el único culpable.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

4 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *