Gol de Aimar

De casualidad, ayer me topé en la televisión de la oficina con un programa muy atractivo para todos esos románticos del buen fútbol. En ESPN transmitían los que -a su juicio- han sido los mejores 500 goles en la historia. Predispuesto, imaginé que serían los mismos de siempre, los comerciales, los mediáticos, los trallazos impactantes. Craso error.

Resultó que aparecieron anotaciones mágicas y memorables, otras desconocidas, y unas más clásicas. Turquía, Gabón, Inglaterra… el futbol tiene ese algo que lo hace tan ajeno pero tan familiar; es tan de uno, tan disfrutable, tan nosequé.

Entre el asombro y la desatención, la voz del narrador me obligó a voltear de nuevo a la pantalla y hacerle caso. Era el Valencia – Liverpool de la Champions 2002/2003. Comercialón, lo sé, pero qué momento.

Curro Torres con la pelota. Ya estaba yo esperando el patadón característico, cuando entregó el balón. Al mismo tiempo que descomponía todos mis pronósticos más la cintura de toda la defensa rival, el segundo toque se estaba gestando. Rapidez, precisión, estética. Me paré del asiento emocionado, ya con el grito y la sonrisa bien calzada. La danza de los valencianos acompañó a Baraja a tocar la pelota y habilitar al siempre oportuno Pablito Aimar, que ya había participado en la atractiva jugada.

Sobrio, como sé que lo sigue siendo, el Payasito colocó la pelota con cariño dentro del rectángulo que custodian las redes sostenidas a los tres postes. Mi grito, mi salto, mi carcajada, nada se pudo comparar a la cara de los colegas a mi alrededor, que acudieron asustados.

Vaya pieza maestra… el gol por supuesto.

5 comentarios

  1. xabier jueves 14, octubre 2010 at 1:48

    Esa familiaridad que te hace gritar un gol (asi sea la repetición 1500) por eso y más esto es más que un juego.

  2. Emiliano Castro Sáenz jueves 14, octubre 2010 at 1:59

    Con Aimar me basta en el once ideal de todos los tiempos. Ah y Curro Torres jaja.
    Saludos Zucaro y Xabier!

  3. monshua sil gutie viernes 13, enero 2012 at 7:55

    hola pro q buen relato! Me matas, pro q se puede dcir de pablo si hasta los nuevos grandes como messi lp admiran una lastima q arg, x ahora no pueda disfrutar del actual futbol de benfica dnde esta! Lo q se pierde la seleccion! Saludos dsde salta, argentina!

    • Emiliano Castro Sáenz sábado 14, enero 2012 at 11:34

      Muchas gracias por tu comentario y por visitarnos, monshua. Cierto, Aimar ha perdido reflectores pero las veces que lo he vuelto a ver jugar, me traen los recuerdos de cuando estaba en Valencia y en el ojo del mundo entero. Sin duda habría que llamarlo, pero si ni siquiera en sus “mejores momentos” era titular indiscutible en la albiceleste -ponían a Verón, otro descomunal-, es difícil ahora; sólo queda disfrutar sus pinceladas esté donde esté.
      Un abrazo hasta Salta!!

Your email address will not be published. Required fields are marked *