Pastore sí la rompe

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=sBLnnYVGseU[/pro-player]Pastore sí la rompe. Esa palabrita que se la cuelgan fácil a cualquiera, retoma valor cuando vemos jugar a Javier.

Pastore sabe todo. Hoy contra Bologna dio un juego de aquellos, y por aquellos hay que entender una referencia distante de algunos pocos elegidos a jugar bien al fútbol.

Pastore ya entró al mundo de la comparación, sólo que él, aun siendo argentino, mediocampista y crack, eludió la más lógica de todas, la de su ex-técnico en Alemania 2006, que alguna vez lo calificara, cariñosamente por supuesto, como un «maleducado». No, a Javier Matías no le acomoda la supuesta reencarnación del Diego, sino la de otro gigante: Zinedine Zidane.

Pastore podría ser un buen Zidane, tal y como ya lo califica mucha prensa italiana, pero para qué engendrar comparaciones que siempre se quedan en eso. Mejor, dejémoslo ser lo que mejor sabe, Javier Pastore.

Pastore llegó a Palermo por 10 millones de euros, marcó 3 goles la temporada pasada, ya lleva 4 en la actual, otro por la Europa League y acumuló varios minutos en la Copa del Mundo. Lo que quiero decir es que ya no es un mocoso que juega bien, sino un futbolista de categoría, que se adueña de los partidos y conduce a sus compañeros.

Pastore alegró hoy a toda Sicilia (y amargó también a Bologna entera), luego de la clase de fútbol que ofreció en el Renzo Barbera. Con su gol (¡golazo eh!), el primero de la tarde, también festejó a su madre (hoy es Día de las Madres en Argentina), postrada en una silla de ruedas desde el parto de uno de sus hermanos. Pero esta limitación no fue tal a la hora de tomar el auto y llevar a Javier a cada uno de sus entrenamientos en Talleres de Córdoba, ejemplo y sacrificio que seguramente elevaron el listón en la escala de límites de su hijo, al cual, por cierto, que no se los encontramos por ningún lado.

Pastore sí la rompe.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

3 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *