¡Uuuyy… aquellas broncas!

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=guyHaPCUKPY&p=FBF4BA310EBB9069&playnext=1&index=36[/pro-player] ¿Se imagina usted 22 expulsados en un partido de fútbol?
Pues se viene el clásico de clásicos del fútbol mexicano, para muchos devaluado y quizás es cierto, a veces resultan infumables estos juegos a últimas fechas pero siempre tienen algo de pasión, el asunto es que ahora se da más en las tribunas que en la cancha.

Hablar del clásico América – Guadalajara en la historia, nos trae a la mente un montón de pasajes inolvidables. Goles, triunfos, polémica, arbitrajes pésimos, supremacía, orgullo, honor y claro, las inolvidables broncas que se daban justamente por exceso de pasión, si ustedes quieren mal entendida pero formaban parte del clásico.

Es más, en aquella década de los ochentas que desde mi percepción ha sido la mejor época del clásico y la más apasionante, era hasta normal que los ánimos se encendieran y se pegaran hasta con la cubeta, y es que los jugadores duraban mucho tiempo vistiendo la misma camiseta, por eso cada año había cuentas pendientes y los juegos eran a muerte como decían en ese entonces.

En cuestiones televisivas, los previos eran de dos horas y era toda una sensación ver las entrevistas desde los vestidores y la concentración de los jugadores que transmitían a los aficionados la pasión y hasta el nerviosismo que llegaba a existir antes de saltar a la cancha. Era otra cosa sinceramente.

En 1986 se dio una de las broncas más recordadas en el clásico. Ya se traían ganas desde dos años antes y tarde o temprano iba a volver a estallar la bomba. Hermosillo y Quirarte iniciaron ese día uno de los capítulos más recordados, tristemente por actos de violencia, pero que hasta la fecha sigue en la memoria de los que lo vivimos. Ni hablar, es parte de aquellos clásicos y así se palpitaban siempre.

Este domingo se jugará una edición más del clásico, ojalá que al menos le pongan ganas y piensen en el triunfo, porque de todo lo que en aquellos años ponían los actores de este juego, hoy no queda nada y si no, miren el video acá disponible.

¡Uuuyy qué broncas aquellas!

2 comentarios

  1. gorubu viernes 22, octubre 2010 at 12:31

    Cómo olvidar aquello… la bronca citada era nada menos que el partido de despedida de uno de los grandes de nuestro arbitraje: Don Antonio R. Márquez. Dada aquella auténtica rivalidad, le echaron a perder la despedida pues se vio obligado a suspender el partido, sencillamente porque todos los jugadores sobre la cancha -y algunos suplentes de la banca- participaron en el zafarrancho. Como no podía expulsarlos a todos ni echar del terreno solamente a quienes la iniciaron, pues… Apenas se llevarían jugados unos diez minutos

  2. Zacarias domingo 24, octubre 2010 at 20:23

    jajaja, ke buenas patadas del capitan furia, y que buenos uppers del Zully ledezma…y Zelada agarrandose del chongo…caray, recordar es vivir…Definitivamente aqui aplica, clasicos anteriores fueron mejores… habia “feeling” por la camiseta y se sentian los colores… hoy tristemente son recuerdos que vivimos y disfutamos con estas anecdotas…

    Saludos mi buen sergio.

Your email address will not be published. Required fields are marked *