Dos joyas académicas

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=ZDS4NPChGrw[/pro-player]Los futboleros seguimos con una resaca catalana que, a veces, no deja ver más allá de lo vestido en azul y grana. Pero intentémoslo.

Los invito a un viaje rápido por Avellaneda, allá por el Juan Domingo Perón. En la cancha, Racing y Gimnasia recién disputaron un partido en horario incómodo para los asistentes recurrentes -viernes por la noche-, pero muy complaciente para quienes, desde casa, lo seguimos por televisión, así sea tan lejos como en el propio Distrito Federal mexicano.

Tomé lo del Barça como preámbulo a una verdad: en este juego no vimos aquel nivel de fútbol colectivo y técnico. Sin embargo, como sucede cada hora alrededor del mundo, los tesoros pamboleros aparecen porque aparecen. Y sí, en el Cilindro no fue la excepción.

Fue 2-0 a favor de la Academia, y cada uno de los goles, merece más que una simple repetición televisiva.

El primero fue de Hauche, ex Argentinos, quien próximo al área adoptó un balón producto de la jugada más inteligente que concede este juego: el pase filtrado. Controló, aguantó un empujón, perfiló contrario a la portería y… asombró definiendo de taco, con túnel incluido, al Gato Sessa. Y quiero regresar al pase, porque salió de unos pies con indicios de crack. Es un tal Giovanni Moreno, jovencito colombiano que juega, y juega mucho.

No se quedó atrás el segundo gol. Fue de Patricio Toranzo. Pillud recibió por la derecha una sutil cesión del mismo Moreno. Recortó, fue hacia al área, y ante la presión, tocó retrasado… así, rodadita, lenta, a ras de pasto, como nos gusta a todos. Toranzo, ante tal lindeza, intentó lo que haría cualquiera que presuma cierto grado de técnica: le metió toda la parte interna para que la pelota buscara un ángulo imposible para el portero, quien por cierto, terminó de rodillas admirando el distinguido gol.

Sí, sí… sé que no hubo mucho tiki-tiki ni fútbol champagne, pero estos goles también reflejan y enternecen a los admiradores del buen fútbol. ¿O no?

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *