Una navidad en EBF*

[pro-player] http://www.youtube.com/watch?v=jBDF04fQKtQ [/pro-player]Este breve relato muestra la realidad de una navidad que cambió a ELBUENFÚTBOL*. Dimensiono algunas circunstancias pues los personajes citados merecen ser dignificados. Pese a lo disparatado que pueda leerse es verídico en un 90 por ciento. De esta manera, nos abrimos y compartimos a ustedes en forma de agradecimiento por aventarse nuestras puntadas y fumadas.

1.- Por las calles de la amargura andaba este buen hombre; cuestión de mujeres. Sin embargo, nunca dejó de escribir en la excusa de su blog. Mediante textos pamboleros manteníamos comunicación constante hasta que de repente aceptó la invitación de colaborar en este espacio. A partir de esa fecha, y como cada semana, nos ilustra sobre el fútbol argentino y sus historias. A la par, conocimos a un periodista hincha del Atlanta y seguidor del EZLN; Marcelo Rodríguez.

2.- Estresado y apurado por la vida académica terminó con el cerebro atrofiado. Aunado a ello, situaciones familiares (que merecen todo nuestro apoyo) le impedían ordenar sus ideas y expresarlas mediante la palabra escrita. Quitándose el enojo momentáneo hacia la vida y dándole una cachetada a la adversidad, encontró en el fútbol escrito un cimiento; Emiliano Castro.

3.- Deprimido por la falta de trabajo, mal de nuestro país, se desesperaba ante la incertidumbre de su futuro. Temeroso de encontrarse consigo mismo se reinventó en el oficio periodístico. Confió en él, pulió su escritura y transformó la tristeza por amor a la pluma. Hoy, gracias a su propio temple, tiene empleo y es precisamente para escribir de fútbol; Sergio Sánchez.

4.- Con un enorme problema físico que le impedía mantenerse de pie, sentado o acostado, se vio limitado para realizar cualquier actividad. Pero jamás dejó de soñar y darle rienda suelta a la mente. Sus ganas de seguir vivo consiguieron que la columna volviera a ser la de antes; se levantó. Una vez dado ese milagro construido por él, puso manos a la obra para crear monitos, caricaturas, dibujos; Edmundo Santamaría.

5.- Recién corrido de su empleo, buscó el alimento para su hogar por donde fuera. El destino no quería verlo trabajar sino probarlo. Colocándose en la balanza para elegir entre la realidad y el sueño, se dedicó a ser vagabundo. Leía lo que encontrara tirado en los botes de basura, esperaba a que la gente dejara alimentos en la mesa para después comérselos. Tuvo la dicha de que le regalaran café y le permitieran escribir en la cafetería; Elías Leonardo.

6.- Punta de lanza de este proyecto, siempre mantuvo la cordura. Muy a su estilo y con sus formas de ser, estimuló a esta bola de locos. Nunca ha dejado de creer y confiar en las capacidades de quienes conforman este sitio. Que si no tienes que comer, te disparo un taco. Que si no tienes para los pasajes, yo te doy. Eso sí, insistente hasta las cachas con su “ponte a escribir”; Jairo Martínez.

P.D Feliz Navidad a todos y cada uno de ustedes.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

11 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *