Entre la locura y un buen viaje

Los tres mejores momentos del Mundial se registraron en el Uruguay-Ghana. Ni las más grandes epopeyas epítetoecuménicas alcanzarían los niveles tragicómicos de lo acontecido en este partido. Si previamente el encuentro entre Holanda y Brasil tuvo tintes al más puro estilo de Terry Gilliam, el duelo entre sudamericanos y africanos vino a reafirmar ese viaje junky sin necesidad de mescalina.

Despertándonos de ese letargo somnidepresivo al que hemos sido sometidos en esta Copa del Mundo, tres estampas cargadas de dramatismo y adrenalina nos mantienen con los ojos abiertos; mirando al cielo para que alguna fuerza celestial o intergaláctica ultravenosa nos explique por qué hasta ahora.

La primera fue la extraordinaria atajada de Luis Suárez, quien vino a demostrar que no todos los porteros andan tan mal. Tal cual hazaña patriótica, cargada de heroísmo, se lanzó como un mariscal para detener la paloma mensajera que presagiaba el final de la batalla. Escondido en un traje napoleónico, el charrúa revirtió la historia.

La segundo vino junto con pegado, y sin Resistol 5000. El instante que define la eternidad o el abismo en un futbolista lo interpretó Asamoah Gyan. Cruzar el límite entre la gloria y el infierno lo definió su tiro, mismo que salió disparado hacia el destino del idioma castellano. Volvió a tirar en la tanda definitiva, anotándolo y quedando su nombre marginado a la dualidad marlonbrandesca del olvido y el recuerdo.

Finalmente, un nómada se asentó de forma gallarda en la cancha y con una desfachatez estilo Clark Gable en Lo que el viento se llevó cobró un penal a la vez estúpido y arriesgado pero muy valioso, transformándolo no sólo en una semifinal sino en una metáfora del “simplemente querida, me importa un bledo”.

*Este texto se publicó el 2 de julio de 2010. Con motivo de recordar lo mejor del año que se fue, este servidor elige la mano de Suárez conjugada con el penal de Abreu.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

8 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *