Entre la locura y un buen viaje

[pro-player] http://www.youtube.com/watch?v=YxmRol73J4E&feature=related [/pro-player]Los tres mejores momentos del Mundial se registraron en el Uruguay-Ghana. Ni las más grandes epopeyas epítetoecuménicas alcanzarían los niveles tragicómicos de lo acontecido en este partido. Si previamente el encuentro entre Holanda y Brasil tuvo tintes al más puro estilo de Terry Gilliam, el duelo entre sudamericanos y africanos vino a reafirmar ese viaje junky sin necesidad de mescalina.

Despertándonos de ese letargo somnidepresivo al que hemos sido sometidos en esta Copa del Mundo, tres estampas cargadas de dramatismo y adrenalina nos mantienen con los ojos abiertos; mirando al cielo para que alguna fuerza celestial o intergaláctica ultravenosa nos explique por qué hasta ahora.

La primera fue la extraordinaria atajada de Luis Suárez, quien vino a demostrar que no todos los porteros andan tan mal. Tal cual hazaña patriótica, cargada de heroísmo, se lanzó como un mariscal para detener la paloma mensajera que presagiaba el final de la batalla. Escondido en un traje napoleónico, el charrúa revirtió la historia.

La segundo vino junto con pegado, y sin Resistol 5000. El instante que define la eternidad o el abismo en un futbolista lo interpretó Asamoah Gyan. Cruzar el límite entre la gloria y el infierno lo definió su tiro, mismo que salió disparado hacia el destino del idioma castellano. Volvió a tirar en la tanda definitiva, anotándolo y quedando su nombre marginado a la dualidad marlonbrandesca del olvido y el recuerdo.

Finalmente, un nómada se asentó de forma gallarda en la cancha y con una desfachatez estilo Clark Gable en Lo que el viento se llevó cobró un penal a la vez estúpido y arriesgado pero muy valioso, transformándolo no sólo en una semifinal sino en una metáfora del “simplemente querida, me importa un bledo”.

*Este texto se publicó el 2 de julio de 2010. Con motivo de recordar lo mejor del año que se fue, este servidor elige la mano de Suárez conjugada con el penal de Abreu.

8 comentarios

  1. manuel viernes 2, julio 2010 at 19:39

    no me habia animado a escribir en sus columnas, pero me parece que relatan de una manera buena todos los sabores que nos ofrece el mundial y el futbol en general… los felicito por su labor y por un espacio diferente a los grandes señores “magistrados” del futbol.
    después de esta jornada sólo puedo decir: BENDITO SEA EL FUTBOL!!! BENDITO ABREU!!! BENDITA GHANA!!!! BENDITA MANO TRAMPOSA DE SUAREZ!! BENDITA HOLANDA!!! BENDITO STEKELENBURG!!! BENDITO DRAMATISMO!!!… PORFIN PUEDO DECIRLO… BENDITO MUNDIAL!!!!

    • Elías Leonardo viernes 2, julio 2010 at 19:56

      Manuel, pues bienvenido seas a ELBUENFÚTBOL* En este caso había que escribirlo en tono de un buen viaje, de una fumada psicoextravagante, ya que lo que acontecido en el partido lo incita. Hasta que por fin vimos dignidad pambolera, con todo lo que implica. Un abrazo y aquí andamos para que te deleites la pupila, claro, con letras.

  2. Gerson viernes 2, julio 2010 at 21:39

    Si ,ni con la mejor droga , imaginas un desenlace tan increíble..

    • Elías Leonardo sábado 3, julio 2010 at 16:18

      Gerson, qué mejor droga que el fútbol mismo en su propia esencia, sin químicos ni rebajones. Así como el café debe tomarse sin azúcar y sin leche para disfrutarlo, el fútbol se disfruta gracias al viaje que deriva del balón y no de otros intereses “cuerdos”. Un saludo

  3. Gerson viernes 2, julio 2010 at 22:10

    Ni con los mejores films , quisiera comparar este final, esta historia solo lo puede otorgar este deporte.

  4. Isaura L. sábado 3, julio 2010 at 16:17

    Don Elías, usted estará de acuerdo conmigo, “típicamente daliniano”, vaya atrevimiento. Este mundial que ha visto cosas tan “raras” merecía al menos un pequeño acto de heroismo. Aplaudo.

    Saludos al equipo de EB.

    • Elías Leonardo sábado 3, julio 2010 at 16:22

      Isaura, la atajada de Suárez bien podría significar un cuerno de rinoceronte, ese símbolo tan característico de Dalí. Y en ese tono extravagante y excéntrico de su aporte “daliniano” valoro que aprecie como un acto heroíco la acción del charrúa. Un saludo

  5. Pingback: Tweets that mention Entre la locura y un buen viaje #elbuenfutbolselee -- Topsy.com

Your email address will not be published. Required fields are marked *