¡Atlanta, campeón!

Júbilo en AtlantaVilla Crespo goza del instante de ser la capital mundial del año verde. Como en la supuesta Argentina idealizada, de pronto para Atlanta todo está bien: la coronación del modelo se marcó en el momento en que el equipo hizo justicia de almanaque por vuelta olímpica propia; Atlanta había perdido su estatus de B Nacional en mayo de 1999, cuando cayó goleado en cancha de Quilmes. Volvió el sábado 7, también en mayo, doce años después, mil frustraciones más tarde.

El título conquistado, reconocen sus hinchas, fue de la mano de una dirigencia que acomodó a un club que sufrió de espanto, que no fue local en su casa durante tres años, cuando tuvo que deambular por siete canchas como si fueran propias; y de unos jugadores que hicieron una campaña demoledora: a falta de cuatro fechas para el cierre del campeonato, el equipo de Villa Crespo le lleva 14 puntos a Defensores de Belgrano, el único perseguidor que sobrevivió hasta donde pudo con chances matemáticas.

Volvió Atlanta. Volvió el que destrabó juicios costosísimos, el que se quedó sin sede –por estos días la dirigencia presentó en la Legislatura un proyecto para ampliar el comodato que le concedió el Gobierno de la Ciudad a todo su predio-, el que estuvo a punto de descender a la C en 2003, el que perdió una final que nunca terminó de jugarse contra Sarmiento, en 2004, el que compitió más años en la A que en el Ascenso pero que no juega en Primera desde hace 27 años, el que, esta vez, con un presupuesto gasolero armó un equipazo que funcionó a nafta. Los hermanos Soriano ostentan el uno-dos como goleadores de la temporada de la B; Mancinelli, el 4, seguirá su carrera en la A, a pedido de Gabriel Schurrer; Llinás, el capitán, el arquero récord del club (667 minutos sin que le conviertan) es un gana-partidos; y Pogonza es, él solo, un doble cinco.

Atlanta recuperó un eslabón de su cadena histórica. Lo festejaron los 15 mil hinchas presentes. Los que fueron a ratificar lo que pasó. Volvió Atlanta, el que supo matar a la muerte.
Llegó la hora del carnaval. Suenan bombos, se grita, la pirotecnia también es la música de la tarde. En el medio, el reconocimiento general. Incluso, esos que sorprenden. “Queridos muchachos de Atlanta, ustedes ganaron este campeonato y algo más: la alegría de muchos corazones fieles. Un abrazo fuerte y muchas gracias”, es el mensaje del poeta Juan Gelman, desde México.

Y como Atlanta es Villa Crespo, la cancha queda chica. Los jugadores, en un micro descapotable, salen a rodar la vida por el barrio. Ya no son los ilustres Artime, Gatti, Gómez Voglino, Madurga, Errea, Palito Candau, Ribolzi, y muchos, muchísimos otros. Ahora saludan y cantan Llinás, Mancinelli, Cherro, Pogonza, Andrés y Abel Soriano, los ídolos de las nuevas generaciones bohemias. “No me costaría dejar el fútbol”, dice el arquero, de 34 años. Aclara: “Lo que no podría es dejar a Atlanta”.

Absoluto sentido de pertenencia. Ese que bien marcó Gelman, en 2003, cuando se decidió que la biblioteca del club llevara su nombre: “¡Salud por los cien años que pasaron y los cien y otros cien que vendrán! Los mortales nos vamos a tocar el violín en otro barrio. Atlanta nunca morirá”. ¡Atlanta, campeón!

Hinchas de Atlanta festejan

Atlanta, campeón

7 comentarios

  1. Paulin Mendiak viernes 13, mayo 2011 at 23:02

    Si algún equipo de las divisiones argentinas se tenía ganado este merecimiento por muchos motivos era el Atlanta, me conmueve y llena de alegría saber que este equipo asciende a la “A”… todo el ánimo y el aguante al equipo y a la hinchada… que reclamen en legado y sigan defendiendo su historia.
    Aguante Atlanta!!!

  2. Marcelo Rodríguez sábado 14, mayo 2011 at 7:28

    Tenga mano, no se apure Paulin. El ascenso es a la B Nacional (segunda categoría). Ya va a llegar la vuelta a la A, je.

    Abrazo

  3. Paulin Mendiak sábado 14, mayo 2011 at 14:00

    Saludos… un poco perdido.

  4. isaura ele domingo 15, mayo 2011 at 19:07

    con un presupuesto gasolero armó un equipazo que funcionó a nafta…

    Genial apunte Marcelo, como siempre, impecable y emotivo. Salud a Atlanta y a sus 15 mil hinchas que tomaron la calle.

    Saludos a usted.

  5. Marcelo Rodríguez lunes 16, mayo 2011 at 7:16

    Isaura, qué placer tenerla siempre de lectora. A veces es bueno saber quién está del otro lado.

    Abrazo grande

  6. gato martes 17, mayo 2011 at 10:15

    Me alegro por Luciana, la mamasa de TyC sports. Es hincha de Atlanta y está más buena que el pan, es protagonista de muchos de mis sueños húmedos y ahora debe estar feliz, con lo cual debe verse más buena que de costumbre

  7. Negro sábado 21, mayo 2011 at 7:33

    Tu comentario Que grande que sos BOHEMIO. Gracias por el comentario sobre mi querido ATLANTA.-

Your email address will not be published. Required fields are marked *