Argentina tendrá que imaginarse a sí misma

Sergio Batista no encuentra el caminoPep Guardiola inventó un método; Barcelona es en la cancha el manual abierto de un entrenador que escribió muchos capítulos para consagrar el éxito; el tiki tiki es apenas un apéndice. Sergio Batista se encolumnó detrás de la idea madre por el solo hecho de contar con el hijo más brillante de la escuela catalana. Lionel Messi es genio allá y demonio apátrida en Argentina, a pesar de las bendiciones de Batista.

Dos partidos sin victorias (1-1 contra Bolivia y 0-0 ante Colombia) cambiaron los planes. La causa quedó destrozada (al menos, postergada) y Argentina ya no jugará a parecerse al Barcelona; una obviedad, jamás alcanzó ni en apariencia semejante funcionamiento.

El nuevo repertorio esconde la peor de las derrotas para un entrenador: no logró convencer a los jugadores. Duro. Javier Mascherano marcó que el lunes empieza “la otra Copa América”; es cierto, ante Costa Rica, la Selección se jugará la cabeza por un título condenada a ganar. Sin embargo, el mensaje es aún más profundo. Lo que se viene es la refundación de un equipo que no supo ser.

Batista abandonará su librito por necesidad y urgencia. Desterrada la etiqueta “Barcelona”, la liturgia incluye palabras mágicas como “carácter” y “rebeldía”. La impronta ya no es de equipo. Sin tiempos para una planificación sesuda con conceptos repetidos, el nuevo plan se apoya en que aparezca el fuego sagrado. Mientras, el DT mueve las manos más rápido que Messi los pies para hacer el nuevo dibujo: del antes no negociable 4-3-3 pasará al 4-2-1-3, con Leo por detrás de los delanteros.

Sin prolegómenos, el entrenador explicó: “No hicimos las cosas que pensamos, sabemos que tenemos que cambiar, la Selección jugó mal, pero este grupo va a revertir todo”. Fe ciega, obligada esperanza en jugadores que hasta ahora desmienten sus currículums o, como se llame, el plan salvataje está en marcha. El método falló; los intérpretes, también. Ahora, una nueva era comienza; menos la camiseta, en la Selección argentina se pone en duda todo

6 comentarios

  1. Jairo Martínez domingo 10, julio 2011 at 22:56

    Y según lo veo, el nuevo parado tampoco viene acompañado de mucha lógica. Messi es mucho más delantero que organizador, lo que pasa es que a veces sus regates y uno que otro pase de genio engañan… Un abrazo

  2. Marcelo Rodríguez domingo 10, julio 2011 at 22:58

    Jairo, si nos aventuramos a imaginar, Messi puede jugar de siete, de ocho, de nueve, de diez; pero ¿de cinco?. Es esa la posición en la que arranca (muy atrás), por lo mal rodeado que está.

    Abrazo

  3. Jorge lunes 11, julio 2011 at 10:31

    Hola Marcelo
    Es una pena Argentina, es una tristeza para Messi y el buen fútbol, para los aficionados que esperamos a estos dos partidos de la Copa América para ver NADA, absolutamente NADA de lo que esperamos de un equipo como Argentina que cuenta entre sus filas con el mejor jugador del mundo: Messi.
    No quiero pensar siquiera en la posibilidad de que Argentina quede fuera de este torneo y Messi no pueda brillar en un torneo de este tipo. Argentina está obligada a ganar a Costa Rica y sobre todo a brillar y a deleitarnos con ese buen fútbol que potencialmente deben exhibir ante cualquier equipo del mundo.
    Saludos

  4. Marcelo Rodríguez lunes 11, julio 2011 at 14:45

    Jorge, Batista hace, sin querer, todo lo posible para que Messi no rinda como debería. Como sea, la mayor virtud de Leo es no dejar, nunca, de generar expectativas cada vez que agarra la pelota.
    Si Argentina pasa, empieza otra Copa. Pero sin equipo, será un milagro que se juegue como la jerarquía de estos jugadores invitan a pensar.

    Abrazo

  5. Marinno RL lunes 11, julio 2011 at 14:49

    Creo que por Batista debe dejar de lado el parecerse a Barcelona, y buscar su propio dibujo táctico.

    No sé si sea lo correcto, pero creo que sería bueno que armara un parado sin Messi, que el 10 argentino comience en la banca. Argentina tiene excelentes jugadores, y se puede prescindir del rosarino por un rato, eso veo yo. Además, creo que eso puede ayudar a que la presión sobre Messi disminuya, o al contrario, que crezca en caso de que el equipo funcione mucho mejor sin él.

    SAludos

  6. Marcelo Rodríguez lunes 11, julio 2011 at 16:12

    Marinno, yo creo que si tenés al mejor, al que da el plus, la obligación es armar una estructura en la que él pueda desarrollar su potencial; pero de ningún modo correrlo para que el equipo busque una identidad propia. La debe encontrar, claro, pero con él en cancha.

    Abrazo

Your email address will not be published. Required fields are marked *