Ganaron ustedes, ganó el fútbol

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=w99MmqzBP1U&feature=player_embedded [/pro-player]México es Campeón del Mundo. No digo “somos” porque yo no jugué. En cambio, asumo mi rol de aficionado para celebrar la hazaña que los chamacos nos han brindado. Más allá de caer en exaltaciones patrióticas, festejo lo sublime del aporte que el grupo dirigido por el Potro Gutiérrez ha dado en estos tiempos de sequía, el regreso del fútbol.

A lo largo de todo el torneo, culminación histórica ante Uruguay en el Azteca, los escuincles tricolores revivieron el deporte que más amamos. Muerto en sus máximas categorías, el fútbol resucitó a través de sangre joven. Cuerpos endebles, vidas en proceso de experiencias y mentes sin presiones lograron lo que las carteras no pueden, darle sentido al balón.

Bien lo dijo el Potro al inicio del Mundial: “ellos tienen que divertirse, jugar para divertirse. No les carguen a toda una nación”. Y eso es lo que hicieron. En cada partido, los niños campeones saltaron a la cancha para jugar a ser ellos mismos en un terreno de juego. Un toque, un gol o una barrida fueron impulsados por el sueño de ser futbolista, por el simple hecho de saber qué se siente oler un césped. A su edad sería un crimen pedirles técnica pulida o perfección táctica.

Sus ganas de querer ser mejor que el otro y ganar, premisa de una cáscara, surtió efecto. El mérito y el título son de ellos. No nos colguemos medallas que no nos corresponden. Festejen chamacos, el mundo es suyo.

Nosotros, los mortales aficionados, también hagámoslo dándole gracias al fútbol por regalarnos imágenes imborrables que son la esencia del fútbol. Ahí tenemos a Briseño cortándole un pedazo de tela a la portería. También tenemos a Espericueta poniéndose un sombrero charro para resumir de forma improvisada el festejo de una gloria construida. Ni qué decir del Potro, quien con todo derecho gritó como loco cada gol de sus pupilos.

Chamacos, festejen como desquiciados, como energúmenos sin control. Ganaron ustedes, ganó el fútbol.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

14 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *