El balón es lo de menos

Panico en TorreonSucedió en Torreón. Pero pudo haber sido en cualquier otro estadio. Y sucede en muchos sitios, a toda hora. No es asunto único del fútbol.

Tristemente hoy nuestro país vive en una atmósfera de plomo. Las balas no son exclusivas de una sola región; deambulan en toda la República Mexicana. Sí, las imágenes y sonidos de lo acontecido en la cancha de Santos nos han impactado de sobremanera. Y qué bueno que así sea. No podemos permitirnos ver como algo normal que la violencia sea la encargada de sepultarnos. No debemos acostumbrarnos a un clima macabro y sentir indiferencia ante lo que acontece día a día con ejecuciones y secuestros.

En esta ocasión tocó la fibra sensible del fútbol, deporte-espectáculo del cual somos devotos millones de mexicanos. Nos apasiona y nos enajena este deporte, sin embargo también nos ciega. El sábado pasado nos quitaron la venda a muchos y florecieron esas emociones cargadas de ira, rabia, indignación y vergüenza. Más que como aficionados o medios fuimos ciudadanos, seres humanos que vemos con total repudio que nuestra nación esté sometida a la fuerza del crimen organizado, así como a la soberbia de un gobierno empeñado en continuar con una guerra estúpida.

Hay una delgada línea que ojalá nos atrevamos a cruzar. Ya han sido muchos años de callar y borrar los sucesos. Esperemos que esto nos sirva como una lección para ya no ignorar a los demás y tomar conciencia sobre la realidad que nos aqueja a todos.

Con tristeza muchos periodistas deportivos y algunos aficionados dicen que es lamentable que esto haya sucedido en un estadio de fútbol. No señores, expandan bien la vista. Es lamentable que ocurra en cualquier lugar, a cualquier hora. Utilizar un micrófono, una pluma o cualquier otro resquicio para defender al fútbol y el negocio que implica no debe ser el debate. No. De hecho el tema no tendría que ser debatible y sí juzgable y ampliamente criticable. No se trata de hablar por la seguridad de un balón, sino por la salvaguarda de millones de vidas que a diario vivimos al amparo del miedo.

Es más, el tema del fútbol en estos instantes pasa a segundo término.

8 comentarios

  1. Allan lunes 22, agosto 2011 at 1:05

    Yo estaba oyendo en la radio la final de la Copa sub 20 cuando escuché. Se me erizó la piel.

    Entre las muchas cosas tristes, ayer por la noche veía que Reforma publicó en primera plana que el Gobierno de Coahuila falsificó documentos para que Hacienda le aprobara un crédito. A esas llegan. Y seguro que no es caso exclusivo del PRI, aunque sí son los maestros en eso. El punto es que enfrentamos una realidá producto de años y años de incompetencia de autoridades que nosotros mismos (los menos, nada más hay que saltar a ver los índices de abstencionismo) hemos legitimado.

    En 1985 México despertó a raíz de una tragedia provocada por un fenómeno natural que también desvistió las malas gestiones de los gobiernos del PRI. Y así nació la sociedad civil mexicana. Me da muchísima tristeza (entre tantas otras cosas) y aunque nunca deseé que así tuviéramos un “segundo despertar”, ojalá que sea la violencia la detonadora del mentado ¡ya basta de tantas mamadas!

  2. adrian lunes 22, agosto 2011 at 5:31

    EL sábado le toco al fútbol, estas balaceras, se han vuelto COMUNES en algunos lugares de la república mexicana.

    No paso una tragedia-otra mas de milagro. Bueno que bueno. Hoy se reunen los payasitos que tiene Azcarraga para que cuiden sus intereses. Vamos viendo conque tonterias o ocurrencias salen.

    Aye hubo DESASTRES en Puebla y sabado en Queretaro y Merida creo. Los subnormales de las barras liandose a golpes por los negocios que producen las barras o porque hizo calor, da lo mismo.

    Haber si de ESO tambien lo arreglan Batman y Robin.

    • Elías Leonardo lunes 22, agosto 2011 at 5:35

      Adrián, tocas otro punto que hemos dejado pasar y avanzar. A pesar de la evidente violencia que ha contaminado al fútbol, enfocándome a la que ocurre en las tribunas, no se hace nada. Erradicar la violencia dentro de las estadios puede ser un buen aporte del fútbol con la sociedad. Un abrazo

  3. ed lunes 22, agosto 2011 at 9:54

    El TSM sin que nadie los esperara asi, se ha convenrtido en la postal perfecta de lo que es nuestro país mas allá del futbol, fue testigo del partido mas heróico que una selección haya visto y ahi nos demostraron a todos que con coraje no hay límite ni rival grande, nos hicieron soñar los sub17 contra Alemania……y 45 dias después despertamos de ese sueño en el mismo lugar para enfrentarnos a la pesadilla del otro polo de nuestro país de algo que irremediablemente pasaria pronto en cualquier otro estadio, de cualquier otro deporte. Que pena, que rabia, que impotencia, que tristeza por la gente en Torreón y en todo México.
    Pero algo que he aprendido de esto es que en nuestra sangre esta ese coraje impulsivo de levantarse con la cabeza fracturada y ensangrentada para seguir hasta el final, para cambiar las cosas de forma inimaginable, por que Julio Gomez no es un evento aislado en el deporte, es una muestra de lo que podemos hacer como nación, hay que levantarse de esta adversidad, con los dientes apretados escribo esto, las cosas LAS VAMOS a cambiar.

    • Elías Leonardo lunes 22, agosto 2011 at 9:56

      Ed, uno también cree firmemente en que podemos hacer un cambio y para ello debemos iniciar con nuestro entorno inmediato, el hogar. Un buen comienzo es cobrar conciencia sobre lo que nos aqueja y buscar, proponer y ejecutar soluciones. Un abrazo

  4. Jorge lunes 22, agosto 2011 at 10:31

    Hola Elias
    La idea central de este artículo pinta la situación tan triste que vive nuestro México..”ES LAMENTABLE QUE LA VIOLENCIA OCURRA EN CUALQUIER LUGAR Y A CUALQUIER HORA”…”EL FUTBOL ES SEGUNDO TERMINO EN ESTAS INSTANCIAS”.
    Aparentemente nuestras autoridades estan perdiendo la guerra vs la delincuencia organizada y esto ha costado sangre y vidas de inocentes….que más sigue?…da tristeza y también coraje x tan lamentable situación…QUE LAS AUTORIDADES HAGAN ALGO…NOSOTROS NO CONTAMOS CON VEHICULOS BLINDADOS PARA TRASLADARNOS A NUESTROS TRABAJOS Y/O ALGUN OTRO LUGAR…SI NO PUEDEN QUE SE LARGUEN ESTOS INFELICES DEL GOBIERNO Y LE DEJEN EL LUGAR A QUIEN SI TENGA LAS GANAS DE HACER ALGO X MEXICO
    Saludos Elias

    • Elías Leonardo lunes 22, agosto 2011 at 22:32

      Jorge, desafortunadamente tenemos autoridades aferradas a su bandera del combate al crimen, bandera bordada con hilos de sangre inocente. A la par de exigirles aportemos soluciones. También ya va siendo hora de que abramos bien los ojos y la sociedad nos unamos en lugar de seguir dividiéndonos. Un abrazo

Your email address will not be published. Required fields are marked *