Jugar donde nació el viento

Cancha de Guillermo BrownRiver en la B es como sentar a un gigante en un banquito infantil; no cabe. Tanto que el presidente de la AFA, Julio Grondona, antes del arranque del campeonato soltó una frase que sonó a disculpas por el supuesto despropósito de haberle soltado la mano al equipo que más torneos ganó en el fútbol argentino: “La categoría se tendrá que acomodar a River y no al revés”, aventuró. Hasta aquí, el mapa futbolero respetó la huella del gigante: por River, volvió a la B Nacional el público visitante, vedado desde hacía cuatro años; nadie iba a querer perderse las recaudaciones que acercarían los hinchas del Millonario. Y entonces los más chicos abandonaron sus casas para albergar multitudes en estadios prestados, con grandes capacidades. Hasta ahora.

Daniel Passarella trató de seducir con su billetera a Carlos Eliceche, presidente de Guillermo Brown de Puerto Madryn y no pudo. Le ofreció un platal a cambio de que el modesto equipo del Sur de Argentina, que ascendió este año, mudara el espectáculo más cerca de Buenos Aires, más lejos del viento. Cualquiera que fuese el resultado, Brown ya ganó el partido de la dignidad y jugará en su cancha, con lugar para 15 mil hinchas; apenas dos mil 500 serán de River.

El gigante tendrá que acomodar su cuerpo a una ciudad fría, que despeina a sus habitantes.

Aquellas palabras de Grondona, esta vez, quedaron patas arriba. Alguien tenía que hacerle saber a River que ya no estaba jugando en la A. Aunque resople, como el viento, de bronca.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

4 comentarios

  1. Mexicanfiend viernes 18, noviembre 2011 at 10:41

    No importa, en junio el River estará de regreso en donde debe de estar, a ver si con Rosario Central de la mano. La cosa es ver si San Lorenzo sigue ahí para esas fechas. ¡¡Aguante River!!

  2. Marcelo Rodríguez viernes 18, noviembre 2011 at 11:00

    Mexicanfield, es probable que, a la larga, River imponga su jerarquía. Veremos qué pasa con el resto.

    Saludos

  3. i ele sábado 19, noviembre 2011 at 11:04

    Y como decimos acá Marcelo, “para que sepa lo que es amar a dios en tierra ajena”.

    Saludos

  4. Marcelo Rodríguez domingo 20, noviembre 2011 at 14:05

    Así es, i ele. Finalmente River supo, con un triunfo 4 a 1.

    Abrazo

Your email address will not be published. Required fields are marked *