El Rey de Stamford Bridge

Por las tardes se vestía con la camiseta de Chelsea, y acompañado por Hudson, Cooke y Bonetti, oficiaba de goleador. Por las noches, igualmente con patillas abundantes pero ahora bajo camisas floreadas, se hacía acompañar de Jagger, McCartney y Harrison para no dejar dormir a Londres. Era Peter Osgood, Ossie.

Su puesto de trabajo señalaba ser 9 en Stamford Bridge. Y brillaba. Marcó 150 goles en 380 partidos. Su fama, sin embargo, crecía junto con la movida pop sesentera, donde también era crack.

El Rey de Stamford Bridge, lo apodaban, por lo hecho estrictamente en la cancha. No era poco. Se robaba fácil los aplausos por su instinto de gol. Siempre aparecía en posición de anotar y encima tenía la mira bien calibrada. El balón iba a donde el ojo quería.

Debutó con los Blues en 1964, aquel año donde parecía que se llevaban todo, el triplete, y se tuvieron que conformar sólo con la League Cup. Pero años después, con el equipo maduro, finalmente llegaron los éxitos. En 1970 Chelsea ganó por primera vez la FA Cup venciendo a Leeds con gol de Osgood. Un año más tarde, ganaron la Recopa de Europa en partido de desempate a Real Madrid. Primero fue 1-1 y después 2-1. Ossie anotó en los dos partidos. Tras el triunfo, el goleador condujo la parranda de todo el equipo en Atenas, sede del partido final.

Su mejor gol, dicen en broma, fue cuando Raquel Welch, El Cuerpo, presenció un partido de Chelsea y al término se enfiló a los vestidores para conocerlo. No hay que decir mucho más, la fama de Peter con las mujeres era bien sabida. Basta decir que partidos después, la propia Welch se presentó en Stamford Bridge con una camiseta que decía I scored with Peter Osgood.

Esta frase nos revela su mundo: «Me encanta mi vida. Conduzco autos deportivos, apuesto cuanto quiero, tengo todas las mujeres que quiero y me tomo una botella de vodka al día. Además, me pagan por jugar al fútbol y la gente me ama. ¿Qué más puedo pedir?».

En 1974 se fue a Southampton, donde también ganó una FA Cup. Se vistió con la camiseta de Norwich y del Philadelphia Fury, y finalmente volvió a casa para la 1978-79, la última de su carrera. En 1970, además, fue parte del equipo inglés que defendía en México su título mundial.

Murió de un infarto el 1 de marzo de 2006, apenas a los 59 años. Seis meses después, el 1 de octubre, sus cenizas fueron enterradas debajo del punto penal del área sur de Samford Bridge, donde está la tribuna conocida como Shed End. Por cierto, fue Shevchenko el primero en anotar ahí un penal luego del acto. Lo hizo en diciembre de 2007 en un 4-4 ante Aston Villa.

En septiembre de 2010, Chelsea develó una estatua de Peter Osgood afuera de su estadio. En la placa se puede leer: «Stamford Bridge tiene muchos héroes pero un único Rey, técnicamente muy agraciado, un delantero con mucho temple. Icono de los años sesenta. Adorado por los aficionados. Anotador de goles inmortales en finales de copa. Un gran hombre de una edad de oro».

FacebookTwitterWhatsAppEmail

3 comentarios

  1. Allan viernes 27, enero 2012 at 14:35

    Jairo,

    Gracias por contarme la historia de una de las leyendas del Chelsea, equipo que para mi -nunca más a partir de hoy- tenía figuras desde John Terry hacia acá.

  2. Jairo Martínez martes 31, enero 2012 at 4:44

    Al revés Allan, gracias por leerlo. Y no sólo Osgood, mucha historia hay en el Chelsea. De a poco la iremos contando. Saludos!

  3. i ele miércoles 1, febrero 2012 at 1:12

    ¡Aja já! Conque con cambio de imagen… quedó padre el nuevo diseño. Me gustan las cabezas.

    Saludos

Your email address will not be published. Required fields are marked *