De palabras a palabras

Tragedia en EgiptoLo acontecido en Puerto Said, Egipto fue descomunal, de terribles y lamentables magnitudes. Debido a la dimensión de la atrocidad, los ojos del mundo están colocados frente al registro del país africano. Una de las aristas más espeluznantes tiene lugar con los testimonios de algunos protagonistas, de esos que llegaron al inmueble con la intención de disputar un partido, un juego, y que terminaron por huir para después relatar pasajes desgarradores.

“Un hincha acaba de morir en el vestuario, al lado mío. Esto no es fútbol, esto es una guerra y la gente está muriendo frente a nosotros, no hay movimiento, ni seguridad, ni ambulancias”, describió Abou Treika, figura del Al Ahli, al canal de televisión de su club.

En contraste hay palabras de escritorio que ofenden tanto por la obligación de expresarlas como por el origen de las mismas. Como siempre, una vez que ocurrió la tragedia sale a hablar Joseph Blatter, presidente de la FIFA, quien se esmera en dar mayor importancia en degradar al fútbol en lugar de enaltecerlo.

“Mis pensamientos están al lado de las familias de aquellos que han perdido sus vidas. Es una situación catastrófica e inimaginable que no debería haber ocurrido”, dijo el presidente del máximo organismo del fútbol.

Si no debió haber ocurrido, ¿qué ha hecho usted señor Blatter para contribuir a erradicar este mal, la violencia, del fútbol? Dice usted que es “inimaginable”. En este sentido permítame decirle que fuera del edificio de la FIFA hay un mundo futbolístico donde se registran y se han registrado hechos alarmantes con el sello de la violencia en los cuales su organismo, curiosamente, nunca interviene ni para bien ni para mal.

¿Acaso también la violencia es redituable en materia de negocio futbolístico? Si es así, avísenos para que busquemos en la memoria lo que alguna vez fue el fútbol como deporte.

5 comentarios

  1. i ele jueves 2, febrero 2012 at 21:13

    Ay. Creo que algo de ese tamaño se le hubiera salido de control a casi cualquier liga, pero impresionante que nadie, absolutamente nadie supo qué hacer. En momentos como el que pasa Egipto (y otros países de la zona), la Federación debió estar al tanto de cada partido, de cada barra, de todo, pues. La FIFA sólo se preocupa por la “imagen” del futbol, pero forma también es fondo.

    Lamentable. Lamentable.

  2. robsopp viernes 24, febrero 2012 at 10:36

    Hola Elias, es un hecho lamentable, sin duda alguna, la federacion egipcia tuvo la oportunidad de evitar esta descomunal tragedia, los conflictos politicos que rodeaban este partido estaban mas que señalados, era un riesgo inminente, el partido se disputó apesar de que se retrasó mas de 30mins por la invacion de aficionados a la cancha, mas invaciones se dieron con cada gol. es increible que no se haya hecho nada por suspender el encuentro y que las fuerzas policiacas no hicieron absolutamente nada al respecto, esto huele muy pero muy mal, no quiero pensar que se permitio que estos hechos discurrieran de esta manera asi, deliberadamente y con fines politicos, no siento que la fifa y sus afanes lucrataivos tengan algo que ver en esto pero de la parte politca parece ser que si, y sin duda duele, duele mucho los timepos aciagos que vive el mundo y el futbol, uno de los pretextos que espero tengamos siempre para seguir sonriendo, saludos!

  3. robsopp viernes 24, febrero 2012 at 10:44

    se me olvido señalar que la estrella del futbol egipcio Abu Treika, a manera de protesta e indignacion decidio retirarse del futbol despues de estos incidentes, el mismo lo dijo “esto no es futbol, es una guerra”

    • Elías Leonardo miércoles 29, febrero 2012 at 11:36

      Robsopp, duele por la tragedia misma, por la barbarie que cobra víctimas. En nuestro caso lastima más porque el fútbol se ha prestado para ser una rendija de situaciones ajenas al deporte. Mientras sigamos sin prestarle atención al juego como tal continuará la caída. Un abrazo

Your email address will not be published. Required fields are marked *