“Hombre nuevo”

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=PbEgLCV34PM[/pro-player]El reportero aguarda con calma infinita. Sabe que cumplir con la labor de obtener la entrevista al término del partido no será difícil; jugadores y medios tienen todo bajo control. Mientras espera el silbatazo final, el reportero mira su reloj para ver si no está sucio. ¿Pensar en las preguntas a efectuar? No, para qué. “Si pierden ya está, ¿por qué perdieron? Si ganan, ¿por qué ganaron?”. Tampoco apela a una inquietud personal por descubrir o aprender algo más, pues no es parte del contrato. En todo caso tampoco le interesa. Mientras todo esté en “orden” y al compás de las reglas, el negocio duerme tranquilo. El negocio en lo general y en lo particular.

Pero hay individuos que ni son reporteros y ni tienen un reloj para pulir, personas que por interés de hallar terminan por encontrar y mostrar al mundo la existencia de dos elementos fundamentales que en estos tiempos se encuentran en peligro de extinción dentro del fútbol, la libertad y la diversión.

Con una cámara y unas cuantas grabadoras, el Colectivo Hombre Nuevo se dio a la tarea de hacer un documental sobre la belleza del fútbol en su vertiente desnuda, es decir en ese juego donde afortunadamente se carece de lujos e imposiciones, donde no hay fachadas de un aparente espectáculo que beneficia a unos cuantos a costa de muchos.

A través del documental Hombre nuevo, el colectivo de mismo nombre nos ubica en la localidad de Jesús María en la provincia de Córdoba, Argentina, para mostrar lo que hace Club Social Atlético y Deportivo Ernesto Che Gue­vara, club que organizó la Copa América Alternativa 2012.

Dicho torneo, ajeno a los intereses comerciales y al sometimiento de las autoridades futbolísticas digamos certificadas, reunió a brasileños, chilenos, bolivianos, argentinos e incluso ingleses y lituanos. ¿Con qué fin? Jugar al fútbol sin cadenas, sin barreras sociales, religiosas o de género. Asimismo es una alternativa para aquellos niños que al verse marginados de acceder a una escuela de fútbol o que no tienen vestimenta apropiada para cascarear sigan con su sueño de convertirse en futbolistas profesionales. Puede que no lleguen a serlo pero no se atenta contra su derecho a soñar.

El objetivo primario radica en generar conciencia sobre la importancia que tiene el fútbol como factor de unión social. El mensaje del colectivo, o mejor dicho petición, consiste en hacerle ver a los amantes de este deporte que todavía nos pertenece, que tenemos derecho a seguirlo y practicarlo sin exclusiones. ¿Por qué se dice que el fútbol es para todos cuando no es así?

El aficionado que trabaja de obrero se ve limitado a pagar un boleto caro o a contratar servicio de cable. El futbolista es tratado como mercancía y no como deportista. El público se atiene a lo que digan los medios sin opción a la posibilidad de averiguar por sí mismo, pues un jugador habla con el reportero y no con el aficionado.

Por su parte, la petición del Club Che Guevara es hacia las autoridades, a quienes únicamente les solicita un predio y apoyo económico para construir un pequeño complejo al que puedan acudir aquellas personas que carecen de recursos para jugar al fútbol.

Y para jugar al fútbol, así como para verlo o seguirlo, sustentan como premisa la libertad y la diversión. La idea también aplica para el reportero que mira si su reloj no está sucio. ¿Por qué no preguntarle al jugador qué se siente ser libre? Claro, en caso de que lo sea, o sean dijo el otro.

3 comentarios

  1. Jorge (Chocho) viernes 9, marzo 2012 at 12:31

    El futbol, como bien dices ha dejado de ser divertido y todo por el dinero. Bien se ha dicho que hoy en día ya nadie juega por la camiseta, pero cuando uno se dispone a jugar una cascarita, lo demás se te olvida y das todo por tu equipo y tus compañeros.

    Lo del reportero al principio de tu texto es maravilloso, por qué no hacen otro tipo de preguntas a los jugadores? Aunque sabemos también que los futbolistas hoy en día responden lo que todos… Dónde ha quedado la rivalidad y el calentar los partidos?

  2. Jorge lunes 12, marzo 2012 at 9:56

    Hola Elias
    Sería sensacional que nuestro fútbol “tan profesional” se olvidara un poquito de sus ondas, de sus ideas y los equipos y jugadores salieran con hambre de divertirse y de ganar…….como en las cascaritas del barrio pues, perdiamos y nos sentiamos de la jodida; ganabamos y eramos los más chingones.
    Saludos Elias

Your email address will not be published. Required fields are marked *