Rugido de auténtico Rey

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=g15CsETcPOo[/pro-player]Tuvieron que pasar diez años para que el Estadio León, conocido también como el Nou Camp, volviera a rugir con pasión desbordante en primera división.

Sí, este viernes 27 de julio en la capital mundial de la piel y el zapato, hubo motivos de sobra para festejar, para brindar y hasta para pasar la noche tratando de relajarse, y es que el sueño de ver una vez más a los Panzas Verdes jugando un duelo en el máximo circuito se hizo realidad y además, llegó acompañado de mucho cuero, gritos y chupe, ¡sí señor!

La Fiera volvió a rugir con autoridad “de Rey” y le metió 4-0 a los Xolos de Tijuana, en lo que resultó ser un marcador engañoso, pues bien pudieron haber entrado tres o cuatro más. La afición leonesa lo gozó en serio, pues unidos como un solo corazón llenaron las tribunas del estadio León desde dos horas antes del duelo y al final nadie se quería mover de sus asientos, el sentimiento era digno de plasmarse en una pintura. El triunfo en Querétaro de la semana pasada en su regreso a la primera, presagiaba un debut mágico en casa, y esta noche afición y equipo respondieron en una clara muestra de complicidad absoluta.

De llamar la atención la motivación y excitación con la que los jugadores leoneses saltaron al terreno de juego. Salieron a comerse el balón, a encimar y decididos a agradar al público que coreaba cada jugada de sus futbolistas. Todos comprometidos, todos en armonía, todos ambicionando un solo objetivo: El triunfo.

Dicen que allá se apuesta la vida y se respeta al que gana, y en efecto, mucho respeto tendrán que guardar quienes se acerquen por el Nou Camp para enfrentar a este León que estará respaldado por toda una afición, solidaria, exigente y muy leal.

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=Q9x0ZGKcZ-E&feature=player_embedded[/pro-player]Esta noche, Carlos Peña encendió la mecha a los 31 minutos con el primer y ansiado tanto del partido. ¡El grito de gol fue estruendoso! Retumbó en cada uno de los cuatro puntos cardinales del estado de Guanajuato. Después, se cantaron tres goles más con la misma intensidad y pasión desenfrenada, grito que se paseó por tanto pueblo… Celaya, Salamanca, Irapuato, Dolores Hidalgo, Guanajuato, León y hasta en lo más alto del Cerro del Cubilete cubriendo la Sierra guanajuatense con un sentimiento muy especial.

Hoy en León sí, comenzó siempre llorando y así, llorando se acabó, pero a diferencia de años anteriores el motivo era totalmente distinto, había alegría, unión, emoción y compromiso de ambas partes, la combinación perfecta para hacer de este deporte todo un momento inolvidable.

Aquellos que sufrieron el descenso, que sufrieron los fracasos en las finales de Ascenso una y otra vez, hoy tuvieron un poco de recompensa. Viene lo mejor, lo más complicado, pero de seguir mostrando el compromiso que esta noche se percibió por parte de la afición y del equipo en el estadio León, pueden estar tranquilos, Los Esmeraldas tendrán mucha vida en Primera.

León está de vuelta, con su feria y su jugada y demostrando una vez más que en efecto, la vida no vale nada. Diez años después del drama, acá están como si nada, dándole color y sentido al futbol mexicano.

2 comentarios

  1. Marinno RL sábado 28, julio 2012 at 0:45

    Excelente columna!! Voy llegando del Glorioso Nou Camp y de celebrar los 4 goles con los que hoy León sueña más allá de la salvación, con llegar lejos. La Fiera no camina sola.

    Hacía rato que no paseaba por aquí, no me ausentaré tan seguido!! SALUDOS!!!

  2. Sergio Sánchez sábado 28, julio 2012 at 9:20

    Marinno cómo andamos, nunca ha caminado sola la Fiera, eso es un hecho, a ver como avanzan en el torneo, al menos hasta ahora, todo marcha a la perfección, con esa actitud ya van de gane!!! Felicidades, ya sabes que acá andamos!!!!

Your email address will not be published. Required fields are marked *