Tena tenía razón…

Decía Luís Fernando Tena, apenas minutitos después de que el himno mexicano había sonado en Wembley, que sólo esperaba que la gente vibrara tanto como él y sus futbolistas. Además, le puso mesura a la situación: “Sabemos que esto no resuelve los problemas de la gente, pero por lo menos se les olvidarán un ratito”.

Palabras espontáneas pero reflexivas. La gente, a final de cuentas, no gana nada más que un momentito de sonrisas compartidas. Así, en las plazas públicas más importantes del país, las banderas tricolores ondearon con ritmo de alegría.

En el Monumento a la Independencia también. Ahí, en ese sitio, se hizo una pausa luego de mes y medio de protestas y reclamos post electorales.

El triunfo de la Selección Mexicana olímpica, en efecto, convocó a miles de personas, tal vez muchas de las cuales días y semanas antes portaban pancartas con consignas políticas.

Tena tenía razón, por un ratito los problemas se nos olvidaron…

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *