Golazo para la humanidad

Dentro de unas horas, cuando se inaugure el Mundial Brasil 2014, un hombre paralítico abandonará su silla de ruedas, andará unos pasos y pateará un balón desde el círculo central.

Será el milagroso trabajo de un equipo de más de 50 científicos, que capitaneados por el brasileño Miguel Nicolelis, mostrarán al mundo un exoesqueleto que, controlado por el cerebro, emulará al sistema nervioso.

Para explicarlo de manera corriente, una vez que el sujeto se coloque el aparato de 70 kilos, éste conectará al cerebro con las piernas. Entonces caminará. Y ahí apenas comienza el prodigio, pues con cada paso se enviarán vibraciones a los brazos para que el caminante, además, sienta.

Lo que se verá en la Arena Corinthians, es cierto, resulta sólo una versión tosca de la ambiciosa idea de Nicolelis, que contempla incluso implantes cerebrales y que se desarrolla en Estados Unidos. Sin embargo, el proyecto denominado Andar de novo, que por cierto recibió más de 10 millones de dólares del gobierno brasileño, “hará que en el mundo, mientras de hable del Mundial de fútbol en Brasil, también de hable de neurociencia”, dijo el propio neurocientífico.

Será pues un pequeño tiro para un hombre, pero será también un golazo para la humanidad.

Golazo para la humanidad

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *