Súbito y calmoso

Juan Guillermo Cuadrado seguía la jugada de su rival, Bayern München, con la mirada. Se mantenía a la expectativa por si sus compañeros recuperaban el balón para luego lanzarlo a él en contragolpe.

Sucedió sólo lo primero, cuando a Khedira efectivamente le quedó un rebote, pero decidió proyectar a Morata. Y entonces sí, el español se embarcó en una aventura presurosa rumbo a casa de Neuer, que incluyó amague, amenaza, autopase y, finalmente, toque al espacio.

El colombiano, desde que inició la jugada, acompañó, pero aceleró tanto que pasó la línea del fuera de lugar. Se frenó. Arrancó nuevamente como bólido para, ahora sí, recibir el balón que Morata le había obsequiado dentro del área. Pero anotar de primera -quiero pensar- se le hizo muy fácil, y a punto del disparo Cuadrado se detuvo en seco, cruel amague para capitán Lahm, y fusiló al ilustre portero. Todo súbito y calmoso.

Cuadrado nació un 26 de mayo en Necoclí, Antioquia. El municipio vecino es Turbo, donde no nació, pero pareciera… 

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *