Van Pierse tiene que ser zurdo

Recuerdo que de Van Persie siempre me causaba dudas su perfil. Se notaba levemente que era zurdo nada más que por mera cuestión aritmética, pues contactaba el balón más veces con la izquierda que con la derecha. Pero a calidad comparada entre pierna y pierna, y de ahí el gran misterio, no había diferencia.

Partidos completos para averiguar, no cuántos goles marcaría, sino si era diestro o zurdo. Una pista bien podía ser su ubicación en el campo, y esa decía que le gustaba tirarse un poco más hacia la derecha, desde donde salía hacia su izquierda con todo el perfil y la cancha a su favor. Pero, a la siguiente acción, volvía a confundirnos y utilizaba la banda derecha para terminar con un centro en línea de fondo con ese perfil.

Su ficha técnica, en revistas, estampitas e internet, decía siempre left foot, pero su juego decía who knows. No les creía. Además, esos documentos suelen presentar descuidos y equivocaciones.

Pero después de verlo años en Arsenal y Manchester United, de ver goles y más goles, algunos con la izquierda y otros con la derecha, había que tomar una decisión. Vaya, no me es fácil andar por la vida así, sin saber con qué pata juega un futbolista de ese nivel. Y entonces llegó esa volea contra Aston Villa, allá en 2013, que recuerdo hoy a propósito de que dicho gol fue nombrado la semana pasada el mejor en 25 años de historia de Premier League. Ahí me decidí, Van Persie era zurdo, debía serlo, ¡tenía que serlo! ¿no? 

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *