Como si existieran…

Ocurrió en Volendam, Holanda, dentro de una canchita para no más de 7 mil personas. Chucky Lozano, ya sobre la hora y con su equipo arriba 1-0, se enfiló hacia la media luna y con poderoso cambio de ritmo llegó al área para anotar suave ante el portero. El mexicano festejó y miró hacia arriba, como buscando más tribuna, más gradas, más ruido, más gente… Y con ellos festejó, aunque no existieran.

Su mente juega en grandes escenarios.  

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *