Fútbol defectuoso

N

o es Nahuel ni los aburguesados Tigres, tampoco el primer penal en CU, mucho menos la roja a Nico, ni el Tuca, ni el Turco, ni siquiera Patiño. No.
El sistema de competencia promueve la mediocridad. En México se juega a no perder, a llegar como sea. Con poco, se puede.
Tras los cuartos de final, las consecuencias: nulo espectáculo, equipos bipolares, poca autocrítica, arbitraje señalado; en general: fútbol defectuoso.
FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *