Gracias Túnez

H

ace 40 años fuimos protagonistas de un partido irrelevante para los ojos del mundo en Argentina ’78. Enfrentamos a Túnez en fase de grupos.
Llegamos alzados, con menosprecio al rival de tierras extrañas.
Fuimos humillados por restarle importancia a lo que consideramos intrascendente.
Regresamos últimos.
No aprendimos la lección.
Hoy, 40 años después, nos burlamos del Túnez-Panamá por ser un juego sin atractivo. O eso creemos.
Rubén Blades y Manos de piedra Durán se apiaden de nosotros por envidiarles su primera vez.
Tienen todo por ganar, nada que perder. El estreno del nervio mundialista, ya por sí mismo, es un triunfo.
FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *