Cristiano juega incompleto

Salah rompe en llanto.
Sus lágrimas nos petrifican a todos.
El ídolo actual que ha logrado la unanimidad de criterios para admirarle, se ha roto.
Y junto a él, nosotros.
Cristiano Ronaldo es el único que ha entendido al mundo en la cancha. Se acerca de inmediato a Mohamed para consolarlo.
Llora un hombre.
Llora una persona.
Llora el fútbol.
Cristiano se ha dado cuenta de eso, lo lamenta. Actúa por quienes no podemos hacerlo.
Actúa también para sí mismo.
A partir de este instante, se sabe incompleto sin la presencia de un rival con su nivel para competir por el protagonismo del gol en una final de Champions League.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *