La suerte del que no juega

Fue el único que saltó a la cancha con la certeza de su destino mundialista en la lista de Osorio.
Ya sabía que será suplente en Rusia.
Otra vez suplente. Tal como lo ha sido en otras dos Copas del Mundo.
¿Con qué ánimo se puede jugar así un amistoso como portero titular?
Ni siquiera fue exigido en sus cualidades para lucirse ante los paisanos.
Es la desafortunada excepción a la actual publicidad del trago.
Mientras que una marca cervecera promueve que la suerte no juega y una marca de tequila considera que la suerte está con México, él les contradice sin quererlo.
Quizá haya que explicárselo cuando el infortunio pase.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

1 comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *