Deuda saldada

Dzagoev se lesionó y el pesimismo invadió a los rusos. Vino el cambio, entró Denis Cheryshev, aquel que se hiciera tristemente famoso por alinear indebidamente en un partido de Copa del Rey que le costó la eliminación al Real Madrid; y la vida le cambió.

Conquistó Luzhnikí con par de golazos. ¡Joyas!
Hoy, Denis Cheryshev no sólo se convirtió en el primer jugador suplente en convertir un gol en un partido inaugural de un Mundial; también se quitó de encima el infortunio.

Hoy es figura. Puede sonreír, sacar el pecho. Su deuda está saldada.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *