Obra croata

Equilibrio ataque-defensa, buena técnica, ritmo, profundidad. Juegan bien.
Despliegue rápido, jugadores ágiles, respaldados y comprometidos.
La recuperación del balón: gran cualidad.
Modrić, quizás el mejor 10 del mundo. Ivan Rakitić, ¡brutal! Rebić, dominante. Mandžukić, amenaza constante. ¡Equipazo!
En cuatro años Croacia maduró, creció, aprendió.
Rusia podría marcar su historia.
Los actores ya están en escena, sigamos disfrutando la obra.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *