Perú, quiero leerte en Santiago

Con la eliminación peruana pienso en Santiago Roncagliolo.
Me alejo del autor de Abril rojo y Pudor para centrarme en el futbolero, no en el escritor.
Debe ser compleja su emoción con el fracaso inmerecido. Y es que Perú practicó un fútbol que merecía trascender en Rusia.
La Selección que dirige Ricardo Gareca regresa a casa antes de tiempo con un equipo que entregó el alma y tocó el balón, pero no pudo hacer gol en dos partidos que sellaron su destino.
Roncagliolo, ese aficionado que comparte sentires en redes sociales y diversos textos, vuelve a sufrir una desilusión.
Era buen momento para romper con el pesimismo que le acompañó durante muchos años. ¡Cómo me hubiera gustado leer los días consecuentes de El país de los hijos con la Blanquirroja en rondas finales!
De su fatalidad respecto a la camiseta nacional peruana, un posible e injusto triunfo surge para nosotros sus lectores: las letras venideras de un apasionado a la pelota que sigue sin ser recompensado como debiera.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *