Imaginemos, pues

I

maginemos que se vuelven a inspirar como contra Alemania.
Imaginemos que ustedes ya jugaron su partido malo de cada Mundial.
Imaginemos que ya no habrá una Corea para aferrarnos al milagro.
Imaginemos que ustedes entienden que hasta para perder hay formas.
Imaginemos que ustedes estarán concentrados.
Imaginemos que las frases emotivas no meten goles, ni los evitan.
Imaginemos que el destino nos tenía a Brasil presupuestado, por algo.
Imaginemos que el lunes nuestro pueblo será escuchado y respetado.
Imaginen que contra Brasil juegan chingón.
Imaginemos que esas cosas chingonas se harán realidad.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *