Cosas chingonas

Amy Adams y Bill Murray lo anunciaron como ganador del premio a Mejor Fotografía en 2014.
Desde las salas de nuestras casas, muchos nos alegramos del reconocimiento a su trabajo con la estatuilla dorada que es el Oscar.
¡Ya se lo merecía, carajo! Estuvo nominado en cinco ocasiones hasta que la sexta fue la vencida con Gravity.
Aquella noche Emmanuel Lubezki nos obsequió varias lecciones. Una fue confirmar que sentir, apasionarte y partirte el lomo por lo que sabes hacer, además de amarle, te trae recompensas tarde o temprano.
Es un mexicano que ha sabido triunfar en el extranjero destacándose a la par de maestros de la cámara consolidándose como uno de ellos.
No lo sé, pero intuyo que alguna vez imaginó cosas chingonas. De ser así, las materializó.
Quizá su sueño no fue el nuestro, incluso no estuvimos para apoyarle o llegamos tarde como espectadores, sin embargo, a varios enseñó a creer que todo es posible, en especial a esos ojos jóvenes e inquietos que construyen o desean construir historias a través del lente.
En el fútbol también se puede dejar de imaginar para crear realidades soñadas. Ya nos toca.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *