Como cada cuatro años

Tras su participación en Rusia 2018 México jugó cuatro partidos; ganó dos y perdió dos; anotó tres goles y recibió seis. Perdió el duelo clave (contra Suecia). En cada uno de los partidos el portero fue su mejor jugador.
Las percepciones finales son negativas. Ni el triunfo ante Alemania lo salva.
México fracasó.
Y se cuestionará como cada cuatro años, la estructura, los directivos, los jugadores; pero nada pasará.
El fútbol mexicano, tan acostumbrado al drama, llora una nueva eliminación, pero ya se nos pasará, como cada cuatro años.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *