Titino en Veracruz

Si uno vuelve a ver la película El hombre de papel, el enojo hacia el ventrílocuo que interpreta Luis Aguilar es inevitable.
Se aprovecha del ingenuo pepenador mudo que es Ignacio López Tarso, tipo bondadoso que ha tenido la suerte de encontrarse un billete de diez mil pesos, pero desdichado al ser estafado por el dueño del muñeco Titino, quien se lo vende por la cantidad de las cinco cifras jurándole que el muñeco habla solo.
Esto es cine, ficción sesentera filmada a blanco y negro, sin embargo, similar a la realidad colorida del siglo XXI.
Cualquier parecido con el fútbol y los Tiburones Rojos es mera coincidencia.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *