Y el cielo esperó…

Junio de 2012 significó todo para él: seguir con vida, nuevos retos, pero sobre todo, encontrar los motivos por los cuáles el cielo decidió esperar: “uno de ellos, ser campeón con el América”.
Moisés emprendería así el tramo más significativo de su carrera.
El 26 de mayo de 2013, once meses después de librarla, Muñoz inscribió su nombre con letras de oro en la historia del fútbol mexicano.
Firmó una historia de capítulo, de esas que ni soñando despierto resulta tan perfecta: el gol del milagro.
El cielo, ese que derramaba llanto de emoción aquel histórico domingo en Santa Úrsula, esperó y no se equivocó.
Este jueves, a sus 38 años, Moisés Muñoz anunció su retiro de las canchas, y se va con toda la gloria que el deporte puede reservar para aquellos que dan el alma por obtenerla. Se la ganó.
Larga vida, Moi, que en el libro del fútbol mexicano vivirás eternamente…

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *