Humildad

Con la pura camiseta no se ganan partidos.

Para ganar habrás de correr, de poner el alma, el corazón, una dosis de buen fútbol y mucho sacrificio, pero sobre todo humildad, concepto difícil de poner en práctica cuando el ego abruma.
Ayer Barcelona y Real Madrid fallaron en la práctica, pero sobre todo en conceptos, de cancha y filosóficos. Perder sin dejarlo todo es pecado.
Leganés y Sevilla dignificaron la imagen de aquellos que a priori son descartados y le regalaron al fútbol una jornada para recordar, pero sobre todo, para reflexionar.
FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *