Buffon y Totti, letras entrañables

En casa de mamá permanecen mis antiguos ejemplares de Don Balón. Algunos son ediciones especiales de Champions League y Copa UEFA (hoy Europa League).

A ciencia cierta desconozco el porqué los guardé. Quizá fue por el valor sentimental que le di a la publicación española que me instruyó durante infancia y adolescencia acerca de fútbol europeo. Actualmente, ya con nuevo mechón de canas encima, quiero pensar que el inconsciente me decía lo siguiente: «guárdalos, algún día un chico tendrá interés en leerlos».

Es entonces cuando me remonto a aquellos instantes en que acudía a buscar mi revista para comprarla e irme a leerla a donde fuera. Mi primer contacto con ellos fue a través de las letras.

Después pude verlos jugar gracias a la televisión.

Crecí con Gianluigi y Francesco.

Hoy, pese al paso del tiempo, soy un chico interesado en mis ejemplares para volver al origen de una era, una era que para Buffon y Totti culmina. Una era en la que les conocí mediante la lectura. Una era en la que sus nombres aún no sufrían modificación para ser pronunciados, ya que en la actualidad se les llama “leyenda” a cada uno.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *