El problema es Chivas

El problema no es sólo Cardozo y los directivos.

El problema es endiosar a futbolistas que no cumplen con los estándares de calidad que la historia del club tapatío exige. 

El problema es alardear de grandeza sin conocerla.

El problema de Chivas es su entorno. El problema es festejar que se llenan aeropuertos, pero el equipo no responde en la cancha; y los medios de comunicación…

El problema de Chivas es sentir orgullo porque, según Cardozo, pudieron haber marcado cuatro goles en 10 minutos al América. Surrealismo.

El problema del Guadalajara es que aquellos que vieron al campeonísimo se están yendo y no queda mucho más qué contar.

El problema de Chivas es agarrarse de una nacionalidad para ocultar sus carencias o enaltecer sus logros.

El problema de Chivas es que es un equipo, pareciera, pasado de moda: un mito, una leyenda; todo, menos una realidad.

El problema es Chivas.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *