Invasión americanista

Una sucursal del Azteca resultó el estadio Jalisco la tarde de este domingo en la visita del América para el encuentro ante Estudiantes Tecos. Ni las históricas Chivas metieron ayer tanta gente en el mismo escenario como este América irregular de Jesús Ramírez. Póngale el nombre que quiera a este suceso, pero lo de esta tarde en el Jalisco fue significativo para un equipo que de querer, tendría lleno su propio estadio domingo a domingo.

Las Águilas vencieron por 1-2 y como es una costumbre siempre que los Estudiantes pierden, según Miguel Herrera, el árbitro influyó en el resultado. Un juego marcado por la polémica y un entorno muy entretenido, porque lo de este día allá en Guadalajara es lo que históricamente al América lo ha caracterizado. Incluso la transmisión desde el Jalisco por TV Azteca resultó toda una marca de la casa, con comentaristas sarcásticos y chismosos, que estaban haciendo el trabajo del árbitro, todo un show, en fin, estuvo de lujo.

Al final Paco González, cronista del juego, parecía verdulero gritando desde el palco de transmisión que los árbitros se habían retirado por el mismo túnel que los de Coapa, dejando un entorno de suspicacia, duda y otra cosita sobre el ambiente. Geniales los comentaristas de TV Azteca, ya hacía falta una transmisión como en los ochentas y vaya que el juego dio para todo. Que quede claro que no es correcto hacer uso del micrófono para caer en este tipo de actitudes, pero viniendo de TV Azteca, es una tradición que ha acompañado al América durante muchos años.

Muchos podrán comentar que a las Águilas les ayudaron, que le marcaron un penal y bla bla bla. La realidad es que siempre que Estudiantes pierde Miguel Herrera ataca a los árbitros, ya es normal escuchar que todos los de negro están en contra de su equipo, que por cierto, ha perdido una infinidad de juegos y que esta cuestión debería analizarse desde otra perspectiva, quizás evaluando al técnico, ¿por qué no?

América por su parte dominó el juego de principio a fin. Fue mejor incluso once contra once y, como siempre, ofreció un mejor primer tiempo que una parte complementaria donde tuvo que atacar por obligación, eso sigue siendo lo lamentable del equipo, no sabe qué hacer con la pelota ni con superioridad numérica. A pesar de eso, este domingo fuimos testigos de una de las mejores versiones de Montenegro desde que llegó a México, al parecer el argentino quiere ir al Mundial ahora que no hay 10 en el equipo de Maradona y está colaborando, aún no como se espera de él, pero ya se ve que tiene con qué cargarse al equipo.

Jesús Ramírez está luchando contra sus propias dudas. Hoy inició con Tony López y lo sacó porque el chavo se ve verde aún, curiosamente entró Márquez y definió el juego al 93′, ya cuando se pensaba que Tecos sacaba el resultado, pero la realidad es que no merecía ni eso y, al final, cayó el segundo gol buscado quizás con carencias ofensivas, luchado por un América que no ofreció lo que todos esperan, pero que se sintió cómodo ante un estadio lleno, pintado de amarillo, que lo apoyó todo el juego, y en una cancha en donde históricamente ofrece buenos partidos.

Queda para la reflexión de la Comisión de Arbitraje el mal trabajo de José Alfredo Peñaloza, quien mostró poco carácter y personalidad para llevar las acciones del juego por el camino de la claridad. Generó dudas de más y propició que un medio de comunicación hoy se encargara de generar cantidad ilimitada de comentarios dudosos en contra del arbitraje mexicano dentro de un partido que fue sencillo y que el árbitro se lo complicó.

Invasión americanista en el Jalisco, con eso tuvo Estudientes.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

49 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *