Aquel bronce en fútbol

Imagino que en Estados Unidos, Rusia, Alemania, cualquiera tiene de vecino un medallista olímpico. “Sí, el señor de la esquina ganó Tiro con Arco en Montreal ’76”, o algo por el estilo debe escucharse en calles, qué sé yo, de Iowa, Novgorod o Bremen. Cientos de medallistas anónimos deambulando por ahí.

Aquí no. En México sabemos nombre y apellido de cada medalla, y con cada una, la memoria nos da un momento y un rostro.

El bronce de hoy en fútbol, tiene rostro de Ochoa.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *